Y en los deportes…

La jornada de ayer fue una frenética sucesión de intercambio de cromos en la Liga de Fútbol Profesional Interreligiosa, que en los últimos años ha venido consolidándose como un auténtico mercado bursátil en el que la velocidad de las transacciones llega casi a impedir tomar nota de todas las mismas. Y es que ya quedan lejos aquellos tiempos en los que la raza de los jugadores era la que decidía en que equipo podía jugar una persona: ahora prima lo que es del César, no el fútbol y, menos, los principios.

A primeras horas de la mañana, decíamos, tenía lugar ya el primer movimiento en el mercado de traspasos. No eran ni las diez cuando el presidente del Real Catolicismo Español, Dios Fernández, presentaba en rueda de prensa a los dos nuevos fichajes del club, ambos laterales zurdos de dilatada trayectoria, por los cuales el equipo de Santa María ha pagado un total de 150 millones de bulas.

El más caro de ellos ha sido Guillermo de Orange (comercial), por quien el club ha pagado 95 millones. Con el número 3 a la espalda, Guillermo es el favorito en las encuestas para suplir en el equipo titular la baja de Marción Somoza, quien hiciera las maletas hace un par de meses rumbo Sectarios tras una agria discursión con el técnico del equipo, Jesucristo López.

El otro jugador que ha sonreido hoy ante las cámaras de la mano de Dios en la sala de prensa del Empirum Stadium ha sido Billy “El encasquetador” Thomson, quien brillara tanto hace tres años, por cuyos servicios se ha pagado a X. D. Steagua del Río un total de 55 millones. Que Billy haya costado “tan poco” se debe básicamente a la sucesión de lesiones que ha sufrido este jugador los dos últimos años.

En su turno ante los periodistas, Dios Fernández ha querido transmitir una total confianza en el salto de calidad que darán estas incorporaciones al equipo del sudario morado, afirmando que ambos “han demostrado su calidad al recorrer el Camino de Santiago desde Alabama”, mientras que también les ha deseado “una rápida adaptación a la dogmática del equipo”.

Ante este doble movimiento, el eterno rival de Real Catolicismo Español respondió con un fichaje sorpresa. Y es que el Deportivo Islam cerró ayer por cuatro temporadas al prometedor delantero Abdu Álvarez, de quien se espera que explote la próxima campaña. El club ha pagado por dicho jugador, de tan sólo 17 años, 85 millones de postraciones más 15 en variables.

Por último pero no menos inesperado, el Red Bull Taoistas ha anunciado a través de sus redes sociales que prescinde unilateral e inmediatamente de su entredor, Bruce Lse, tras que este fuera multado por la policía por conducir bajo los efectos de la meditación. Según el diario frances Le Monday, la directiva del Tao maneja los nombres de Zoroastro y Asdrubal como posibles sustitutos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s