Torrezno 11º

Un fulano de Vallecas y un señorito de pueblo hallábanse en un guateque. Fuese un poco de las manos desde el comienzo: cervezas, vinos y licores nacionales y de importación. Con una barbacoa y un buen jamón, lo más mejor para una celebración, aquestos nuestros sujetos a estudiar, no se les ocurrió nada mejor que mezclar en uno de sus licores segovianos cerveza y cola barata, creando así el más potente de los matarratas. Encendieron un buen fuego para asar las chuletas, los chorizos y morcillas, el secreto y las pancetas. Con no menos de cuarenta y siete barras de pan llenáronse bien la tripa hasta que no pudiéronse manducar ni un trozo de animal más. Comenzose a sonar música tradicional: pasodobles, jotas, corridos mexicanos y rancheras, todo aderezado con música millenial. Una mezcla de la que no fuéreles posible escapar, como probablemente pasaríale a cualquier persona relativamente normal. Bailaron y cantaron sin dejar que la sed actuase, y es que en uno de aquestos torreznos, suelen sucederse cosas gracias a los excesos en los bebercios. Nuestros divertidos sujetos hallábanse algo perjudicados, no bailaban rectos ni capaces eran de pronunciar correctamente gran parte de los vocablos, pero qué felices estaban con su licor segoviano. Con la noche bien avanzada, sonábales la panza. Tanto baile y descoordinación hízoles a aquestos muchachos darles ganas de jamón. Pero, ay, amigos, el hambre hizo que devorasen todo lo cortable con un cuchillo, y esas ideas que se dan siempre a malas horas de la noche, hízoles perder su dignidad y darle al guateque tremendo broche.Envalentonados y decididos cogieron el hueso del jamón, se amorraron a él como un neonato al pezón y comenzaron tan tranquilos la dantesca situación. Mientras uno sujetaba, el otro, vehemente, no cejaba en su empeño de hincar el diente. Con un amor comparable al de una leona con su prole, rebañaban el hueso y deglutían lo que podían, si bien cierto es, que de la mole que otrora fuere la pata del marrano, lo que quedaba por comer era más bien escaso.Pero que importancia pueden dar estos sujetos a su edad, de gastarse los dientes en mascar, lo que en su momento fue un jamón hecho y derecho. Dieron el espectáculo y pasáronselo bien, y con esto conseguido consideraronse con el trabajo realizado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s