The Leftovers (2014-2017)

The Leftovers ha sido una de las series que más gratificante ha sido encontrar en el mundillo de los que de cuando en cuando nos enganchamos al ordenador (cada vez es más raro ver series en la televisión) y en uno de los ratos libres que tenemos en el día vemos una serie. Y ha sido gratificante porque las expectativas que en ella tenía eran muy bajas y ha resultado ser todo un acierto. Les cuento.

La cadena HBO comenzó a desarrollarla en el año 2014 y la acción se concentra en tres temporadas de diferentes capítulos cada una. Obra de Damon Lindelof (Perdidos) y de Tom Perrota, está basada en una novela escrita por este último. A pesar de que el nombre de Lindelof está ligado ya para siempre a las series de éxito, The Leftovers no cosechó los datos de audiencia que la cadena esperaba, por lo que se termina en la tercera temporada, eso sí, con un final muy digno y sin la elevada cantidad de capítulos de relleno que acaban teniendo las series más exitosas. Además es notable a lo largo de la serie que esta se ha desarrollado con una libertad en cuanto al contenido y a la forma de narrar bastante grande, lo que no la convierte en una “atrapa audiencias”, sino que queda como una creación individual e independiente.

The Leftovers tiene lugar en una pequeña localidad ficticia próxima a Nueva York llamada Mapleton y gira alrededor de la vida de Kevin Garvey, jefe de policía de la ciudad. Una vez situados geográficamente, hagámoslo de forma temporal: sin que en ningún momento se nos mente el año en que comienza (tampoco nos hace ninguna falta, sabemos de sobra que es en la época contemporánea) no pararán de repetirnos la fecha en que el suceso más determinante de la serie tiene lugar: el 14 de octubre. Pues bien, tres años después comienza a desarrollarse la trama. Y es que precisamente en este día según el calendario gregoriano desapareció el 2% de la población mundial (140 millones de personas) de una forma aleatoria, repentina e inexplicable. Mientras que las personas de todo el mundo hacen su vida como cualquier otro día de sus vidas, ven como sus hijos, padres, familiares en general, amantes, compañeros de trabajo, kioskeros de la calle, carteros, acróbatas, agricultores y demás individuos se van, se vaporizan, dejan de estar ahí sin ninguna razón aparente.

bbbbbbbb


Las vidas de las personas cambian por completo. Tratan de buscar un sentido a lo que ha sucedido, pero por sí mismos no pueden, así que empiezan a comportarse de forma errante. La rutina de vivir como si no fuera a suceder nunca nada fuera del día a día se rompe, dado que ya ha sucedido algo, y encima ese suceso no tiene una explicación lógica o coherente. Así, unos prefieren dar rienda suelta a su dimensión espiritual, entrando en sectas, dejándose en manos de chamanes y curanderos o bien siendo profundamente religiosos e incluso fanáticos; otros se encierran en la racionalidad, negando toda posibilidad de que lo que sucedió el 13 de octubre sea obra de Dios o de alguna fuerza superior y volcándose en una explicación científica que no tiene atisbos de llegar; y luego están los que ante el suceso deciden rehacer sus vidas tratando de dejar atrás las desapariciones y de vivir normalmente. Pero esto nunca es del todo verdad.

Las dudas siempre aparecen, y el poso de desesperación ante la aparente falta de sentido de lo que ha sucedido y de porqué seguir con la vida tras él está presente en todos los personajes, lo que hace que los personajes aparenten una cotidianidad que no es tal. Su comportamiento es errante y se mezcla con una impulsividad más allá de lo normal.

bbbnn
Kevin Garvey.  hbo.com

The Leftovers es una serie en la que la rutina de las vidas de las personas cambia, y estas se tornan en una madeja de sentimientos encontrados, dudas, decisiones precipitadas y una aparente seguridad en en el rumbo vital a tomar tras el suceso que no es tal. Así, los personajes tienen una profundidad bastante lograda, comenzando por el protagonista absoluto, Kevin Garvey, jefe de policía de Mapleton, y sobre el que gira toda la historia. Kevin es un hombre tremendamente apuesto, con un físico envidiable para ser un cuarentón, al que se le derrumba la familia tras las desapariciones: su mujer pasa a ser parte de una secta, su hijo deja la universidad para trabajar para una especie de curandero y su hija adolescente comienza a comportarse de forma impulsiva. Además tiene un padre interno en una institución mental. Casi nada. Pero nótese que ninguno de sus familiares desaparece. Y es que eso es lo que hace de la serie algo tan interesante: no es importante el descubrir el acontecimiento en sí, si no ver cómo las personas de forma individual, y en conjunto como sociedad se organizan y avanzan hacia una nueva vida tras lo desconocido.

¿Pero es que acaso en alguna ficción tendría sentido personajes que fueran normales? No tendría sentido hacer una serie o película de una señora felizmente casada y con 2 hijos, cuyo día a día es trabajar como contable en una empresa de medianas dimensiones y, en función de las tareas que le corresponden hacer dado que en su matrimonio se apuesta por la paridad, llevar a los niños al colegio y acostarles leyéndoles un bonito cuento.

La historia tiene un desarrollo lineal, pero para dar un mayor contexto de las vidas de los personajes hace viajes al pasado de forma continua, para así explicarnos el porqué de las decisiones de los personajes y el porqué de muchos sucesos. Estas decisiones han sido cruciales en las vidas de estos, dado que les han convertido en lo que se nos muestra durante la mayor parte de la serie, pero nos damos cuenta de que estas la mayoría de las veces no están ni razonadas ni reflexionadas. Son puro impulso y puro azar, así como una continua búsqueda de dar un sentido a sus vidas que todos achacan al suceso del 14 de octubre, pero que en realidad es algo tan inherente a la humanidad como el amor o la tristeza.

The Leftovers, más allá de la misión de una serie de una cadena de pago, que es la de entretener y ganar adeptos al pago mensual de una cuota, con las dosis de sexo, asesinatos e ilegalidades que esto requiere, utiliza un acontecimiento que escapa al entendimiento de la humanidad para hurgar en nuestra conciencia tanto individual como colectiva. Si bien es cierto que tiene lugar en Estados Unidos y este es uno de los países que abanderan el individualismo allende los mares, esto poco nos importa, dado que como sociedad occidental podemos identificar muchos de los aspectos ocultos en la serie. Nuestra dimensión religiosa es puesta a prueba, así como un existencialismo constante en el que los personajes se preguntan una y otra vez por el sentido de sus vidas y de lo que sucede a su alrededor. Las personas que se abrazan a las sectas, los chamanes o toman unas creencias religiosas dogmáticas rozando lo fanático, tienen un sentido para su vida, mientras que los que se mantienen dentro de la “normalidad” social acaban por desquiciarse ante el mar de dudas en el que se sumergen.

No es una serie que quedará entre las mejores por su guión o por sus personajes, pero sí que quedará como una de esas series que hacen que nos planteemos ciertas cosas de una manera diferente. La serie no será reconocida por el gran público, dado que requiere de paciencia y no da todo el entretenimiento que las series de éxito sí que tienen, pero la libertad creativa que desprende y los entresijos de las vidas de los personajes, así como la exploración que hace de la dimensión religiosa o transcendental de la humanidad hacen de ella una serie muy recomendable.

En resumen, The Leftovers explica a través de un suceso ficticio que no todos los interrogantes pueden ser contestados, y quea veces es más sencillo creer en algo y dejarse llevar por ello que ser uno mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s