Las meditaciones (≈179 d.C) de Marco Aurelio.

Las meditaciones son un conjunto de aforismos y máximas morales escritas por el emperador romano Marco Aurelio. Este libro, uno de los máximos exponentes del ideario estoico, también aparece titulado en ocasiones como A sí mismo. Y es que, al leerlo, asalta al lector la sensación de que estas recomendaciones vitales el emperador se las recuerda más a sí mismo que a un futurible lector. Sea como sea, pese a que de su redacción nos separan casi dos mil años, buena parte de su contenido sigue teniendo plena vigencia.

descarga (1)

Más conocido como el Emperador Filósofo, Marco Aurelio nació en Roma allá por el año 121 en el seno de una importante familia de orígenes “cordobeses”. Cuarenta años más tarde, era nombrado emperador del Imperio Romano, asolado en aquel entonces por rebeliones internas y por las guerras contra germanos y partos. Este cargo, siendo Antonino Pío su predecesor en el mismo y su hijo Cómodo su sucesor, Marco Aurelio lo compartió buena parte de su vida con su amigo Lucio Vero hasta la muerte de este último. Por su parte, Marco Aurelio dejaba este mundo, aquejado de viruela, en el año 180 en las inmediaciones de la actual ciudad de Viena. Si, como aparece en la película de Ridley Scott Gladiator, murió realmente asesinado por su hijo Cómodo o por sus partidarios, es algo que no puede saberse.

La obra que nos atañe fue presumiblemente escrita por el emperador pocos años antes de su muerte. En ella, como ya hemos dicho, es clara la influencia del estoicismo, la escuela filosófica fundada siglos atrás por Zenón de Citio. Y es que suele considerarse a Marco Aurelio como uno de los últimos pensadores de esta corriente de orígenes griegos. Igualmente, en esta obra se pueden encontrar alusiones y referencias a otros pensadores del estoicismo, especialmente a la vida y obra de Epicteto y Séneca.

El libro arranca con el tópico literario Ubi sunt (¿Dónde están quienes vivieron antes que nosotros?), así como agradeciendo a sus mentores y familiares el haberle convertido en el hombre que es. Especialmente, además de a su madre, cita como ejemplos de rectitud a su padre adoptivo, el emperador Antonino Pío, y a Sócrates, quien “podía abstenerse y disfrutar al mismo tiempo de aquellos placeres que pocas personas son capaces de rechazar y a cuyo goce se abandona casi todo el mundo”.

descarga
Monumento erigido en Roma en honor a su victoria contra los germanos

En la frase anterior ya se aprecia una de las máximas del estoicismo: la moderación, es decir, la justa medida de la que ya hablara Aristóteles. Por ello, el emperador afirma “me aficioné a vivir con austeridad griega” desde muy joven, costumbre que respetó hasta el final de sus días. Esto conlleva a su vez a ser el propio dueño de las pasiones de uno (no hay que sucumbir ni ante el dolor ni ante el placer), a las cuales hay que dominar a fin de que no ocurra lo contrario y esclavicen al que las alimenta. Por ello, Marco Aurelio recomendaba  “la autosuficiencia y la serenidad en todo”.

El ideal de conducta de este pensador era lo que él denominaba “vivir acorde a la naturaleza”, lo que en la actualidad podemos traducir por razón o incluso por bien común. A este respecto, si bien en estas Meditaciones el emperador llega a incluso dudar (si bien no hasta sus últimas consecuencias) de la existencia de los Dioses, Marco Aurelio afirma que la razón es un regalo de Zeus, un don que nos ha sido otorgado para que cumpla la función de “dueño y guía” para con nosotros.

Consecuentemente, “nada es malo si está acorde a la naturaleza”, de lo que se injiere que hay que aceptar con entereza tanto el propio destino de uno como la propia muerte. Y es que “muerte y vida, fama e infamia, dolor y placer, riqueza y pobreza, se reparten indistintamente entre hombres buenos y malos, en tanto que no son cosas ni bellas ni feas… porque, en definitiva, no son ni bienes ni males”. Por lo tanto, Marco Aurelio recomienda  “recibir con orgullo los bienes de la fortuna, perderlos sin lamentaciones”, afirmando que “tu vida será feliz si cumples con tu cometido presente con rectitud y según la razón”.

c

Por otra parte, este libro también recoge la idea de la brevedad de la vida de la que ya hablara Séneca. Y es que, en una de los aforismos más líricos de todo el libro, Marco Aurelio exclama: “¡Cuán pronto se desvanece todo! ¡Los cuerpos en el Universo, y su recuerdo en el transcurso del tiempo!”. Consecuentemente, la vida es un instante efímero, incluso un “sueño”, como dijera siglos más tarde Calderón de la Barca. Y es que el ser humano no es sino “un trozo de carne, un hálito vital y una conciencia crítica”, y eso en el mejor de los casos.

Acorde a la naturaleza y a la razón es la obligación moral de ser cívico y fraternal, pues “hemos nacido para colaborar entre nosotros”. Salvando las distancias, y cogiendo esta idea por los pelos, puede incluso afirmarse que se ve en esta obra atisbos del pensamiento comunitarista, pues en él se afirma que “lo que no conviene a la colmena, tampoco conviene a la abeja”. Además, pese a ser emperador, la vida de Marco Aurelio fue sumamente frugal si atendemos a sus escritos. Según su pensamiento, el buen gobierno “debe basarse en la libertad de expresión y en la igualdad ante la ley”, algo imposible de cumplir en la tiranía.

Las Meditaciones es un libro clave a la hora de comprender el pensamiento estoico y, de forma más concreta, las máximas morales por las que se regía Marco Aurelio. Pese a la antigüedad de esta obra, al hablar sobre cuestiones como la moral o el civismo, muchas de sus ideas siguen estando vigentes, si bien hay otras que chocan más con la mentalidad moderna y necesitan ser contextualizadas. Sea como sea, merece la pena acercarse a estas páginas para conocer más de cerca la figura y pensamiento del Emperador Filósofo.

 

 

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s