Así Se Domina El Mundo, Desvelando las claves del poder mundial (2017), de Pedro Baños Bajo

Así Se Domina el Mundo, Desvelando las claves del Poder Mundial es un ensayo en el que no cuesta nada entrar, pero del que sin embargo se hace complicado salir una vez terminado porque se queda uno con ganas de más. Escrito de una forma que es accesible para cualquier persona, independientemente de su nivel de conocimiento sobre geopolítica, relaciones internacionales y de las dinámicas de poder mundiales; esta obra se convierte en necesaria para todos los lectores interesados en conocer la dinámica del Mundo y de las relaciones entre Estados.

Con un estilo directo, como si de un manual de estudios se tratase, el autor describe paso a paso qué es la geopolítica y las implicaciones que esta tiene en el Mundo y en nuestras vidas. Esto parece ser un tema baladí y alejado de los ciudadanos de a pie, pero ni mucho menos. Es algo que influye en nuestras vidas, de forma directa en las zonas en las que se dan conflictos armados, y de formas indirectas en todo el mundo a través de la manipulación de los medios de comunicación o de los mensajes que nos llegan a través del cine. 

Su autor, Pedro Baños Bajo, es coronel del Ejército de Tierra español y diplomado de Estado Mayor en la reserva. También fue jefe de Contrainteligencia y Seguridad del Cuerpo de Ejército Europeo de Estrasburgo, y es uno de los mayores especialistas en geopolítica, estrategia, inteligencia y relaciones internacionales. Con este currículum, a pesar de que el libro pueda parecer obra de los Illuminati o de un loco amante de las conspiraciones, la credibilidad de la obra es plena, lo que da cierta preocupación y hace preguntarse que si lo que solo un hombre ha sido capaz de plasmar en un libro ya parece un poco excesivo, ¿Qué será de todo lo que no se sepa?

wtrwtr
El autor, Pedro Baños (Fuente: geoestratego.com)

Así se domina el Mundo sigue un desarrollo lineal. Comienza explicando lo que es la geopolítica y la geoestrategia, pasando a dar una breve definición de la configuración del mundo. Todo esto como preparatoria para entrar en materia y explicar los principios geopolíticos que al autor considera inmutables, las estrategias geoestratégicas más comunes con las que los estados tratan de influir en los demás para tener la mayor porción de poder posible; para terminar explicando los errores más comunes que cometen los países en la esfera internacional. Para dar más claridad a la obra, el autor se sirve de ejemplos sucedidos en el contexto internacional, que bien pueden haberse dado en la época de la Antigua Grecia o bien pueden ser tan actuales como las Primaveras Árabes o las guerras de Siria y Libia. Todo ello regado de citas de nombres célebres de una gran disparidad, pues de la misma forma incluye a Tucídices como a Lenin; a Chomsky, Sun Tzu, Da Vinci o Gandhi, entre muchos otros.

Esta obra, más allá de ser un ensayo (que lo es), está repleta de reflexiones del autor que beben directa o indirectamente de expertos en la materia y en los problemas que se narran, llegando a dar la impresión de que el autor hace indirectamente suyos muchos de estos pensamientos y teorías pero sin que lleguen a “salir de su boca”. Usa voces de otras personas para expresar cosas que, dichas directamente serian comprometedoras e incluso controvertidas, sobre todo para alguien que es un alto cargo militar y ha trabajado en las más altas esferas de la seguridad y la inteligencia europeas.

En la presente entrada no se pretende hacer un resumen de la obra, el cual por extensión, densidad e interés sería muy complicado de hacer; sino que se van a plasmar algunos de los pasajes más interesantes a juzgar por el que suscribe. El que quiera saber más no le quedará más remedio que leer el libro, ampliamente documentado e interesante por otra parte.

Especialmente llamativas (por venir de alguien que ha dedicado su vida al ejército y a los servicios de inteligencia) y profundas son las reflexiones y las páginas que dedica a hablar de la manipulación en los países occidentales, concretamente en temas tales como la libertad de expresión y de pensamiento, ligados al control de los medios de comunicación y sus posicionamientos políticos, así como a la tergiversación de conceptos como el de la “defensa de la libertad” o la “lucha por la libertad”. En un mundo en el que el 95% de los medios de comunicación son propiedad de 6 compañías privadas que aglutinan radio, televisión, prensa e internet, ¿pensamos lo que queremos o lo que de verdad creemos o es todo fruto de lo que nos dicen los medios?

Pero entrando en materia, sin duda una de las partes más extensas y llamativas del libro es cuando nos da las claves sobre las diferentes estrategias que usan las potencias mundiales (aquellos países más poderosos que se pueden permitir hacer y deshacer a su antojo alrededor del Globo) para mantener y ampliar sus intereses. Ejemplos de ellos son las operaciones de falsa bandera, que se trata de actuar como si se fuera otro para que el rival se lleve la culpa del acto y así desestabilizarlo; el uso de la mentira para manipular a las poblaciones o la creación de enemigos tanto externos como internos que amedrenten a la población y así ganarse su respaldo, llegando a afirmar el autor que “si no nos damos cuenta de que nos están lavando el cerebro, probablemente es que ya lo hayan hecho”.

Buena prueba de esto que explicamos, está en lo que el autor llama “buenismo”. En las sociedades occidentales se ha utilizado mucho este concepto tras los atentados de Daesh, refiriéndose a la actitud de parte de la sociedad que abogaba por la multiculturalidad y no por la mano dura contra del islamismo. Pues bien, Pedro Baños hace un uso parecido pero mucho más profundo de este concepto, aplicándolo a la política internacional del ex presidente de los Estados Unidos Barack Obama en concreto, y por extensión a la política exterior de muchos de los gobiernos estadounidenses. El “buenismo”, también conocido como soft power, trata de tener una cara amable en la política exterior, con una mentalidad aparentemente progresista y una imagen simpática y de paz, mientras que la realidad dice otra cosa bien distinta. Pero esta no está frente a las cámaras de televisión ni en las recogidas de los Premios Nobel de la Paz. Este soft power no se realiza únicamente a través de los políticos, sino que en él participan el cine, la televisión o la prensa, siempre en defensa de unos intereses empresariales concretos.

Sobre este tema resulta profundamente interesante el efecto CNN, llamado así por la cadena de televisión estadounidense, la cual está las veinticuatro horas del día dando noticias sobre lo que sucede en el contexto internacional. Pues bien, tal es la influencia de esta cadena, que hay estudios que afirman que las decisiones y la opinión pública internacional depende en parte de las imágenes que emite. De hecho, en la obra, esta cadena es puesta como ejemplo de seguir ciertas directrices gubernamentales para que la opinión pública sea más favorable a que el gobierno estadounidense imponga sus intereses.

xzxzxzx

Ejemplos de esta cuestión hay muchos en la obra, y el autor hace hincapié en la importancia de tener a las poblaciones con temor a enemigos externos (la lista de los países patrocinadores del terrorismo mundial que elabora Estados Unidos o la temida Venezuela en España) con la manipulación de los medios de comunicación. Arabia Saudí, por ejemplo, utiliza el soft power para controlar medios de comunicación por todo el mundo, mediante el sistema de suscripciones que utilizan los medios digitales para subsistir. Lo hacen creando falsos suscriptores a determinados medios de forma que estos llegan a ser dependientes del dinero que estas suscripciones falsas les proporcionan.

Obama dio la impresión de que en la esfera internacional no era tan belicoso como su antecesor, George Bush Jr, pero en realidad este actuaba de manera opaca y encubierta. Un claro ejemplo de ello es que el primer presidente negro de la historia de los Estados Unidos aprobó en sus dos mandatos, el doble de ventas de armas que Bush hijo, llegando a la cifra de 284.000 millones de dólares. Calderilla. De hecho, este soft power está muy arraigado en la tradición anglosajona y no se limita a la guerra, sino que uno de sus pilares más importante no está ahí sino en la expansión de la “democracia” y de la “libertad”. Prueba de ello son los mensajes que se nos mandan siempre antes de realizar una operación militar en el extranjero: “se hace en favor de la democracia y para garantizar la libertad en tal territorio”. Como ejemplo del poder del soft power estadounidense, todos podemos decir al menos 3 estados de los Estados Unidos, mientras que es raro que podamos decir 3 regiones de alguno de los países europeos que se suponen son nuestros más próximos vecinos y amigos en la esfera internacional.

Otro caso altamente curioso que nos expone el autor es el control del cine norteamericano que hace el departamento de defensa de los Estados Unidos. No existe ninguna ley que diga qué se ha de grabar o qué no, pero hay un reglamento interno que dice que si la película es supervisada por el departamento de defensa y estos están de acuerdo con lo que ella se cuenta, esa película tendrá acceso al material militar del ejército de forma gratuita, cosa a la que es difícil rechazar. Esto ha tenido una increíble influencia en el cine, dado que los Estados Unidos son, con diferencia, el mayor exportador de cine del Mundo. Datos como el que hoy día la mayoría de la población cree que los que más contribuyeron a vencer a la Alemania nazi en la II Guerra Mundial fueron los Estados Unidos, o que en las películas de acción los malos siempre sean fundamentalistas islámicos o de países que pertenecieron a la URSS.

Así se Domina el Mundo es una obra valiente que da muchas claves y pistas de qué ha sucedido, porqué ha sucedido e incluso de qué puede suceder en el futuro en la esfera internacional. En un momento de la Historia en el que Donald Trump amenaza a Kim Jong-un vía Twitter y este le contesta lanzando misiles balísticos cerca de Japón, merece la pena tener alguna clave de qué posible estrategia están siguiendo y de qué esperan conseguir.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s