Black Mirror: Cabeza de metal

El quinto capítulo de la cuarta temporada de Black Mirror, Cabeza de metal, es el primero que se sitúa en un universo postapocalíptico. Hasta el momento todos los episodios de la serie creada por Charlie Brooker se situaban en futuros ficticios, en los que una tecnología, más o menos creíble, cambiaba la forma de relacionarse y convivir.

Pero en el caso de Cabeza de metal, la tecnología sobre la que gravita el episodio no ha cambiado la manera de vivir, sino que la ha destruido por completo. Este futuro distópico se ha entendido en las redes como el último de un orden cronológico que hasta ahora solo conocía el creador de la serie.

ffsfsdf

Un artículo en El País señalaba esta conexión entre todos los episodios de Black Mirror, (cuya existencia queda asegurada en el último capítulo de esta temporada, Black Museum), siendo El himno nacional el primero de todos por orden natural. Algo lógico, ya que este capítulo no mostraba ninguna tecnología novedosa o revolucionaria y no dista de la sociedad contemporánea. Además, la conexión entre episodios se refuerza al observar que en otros episodios, como Arkangel, se utiliza una de las secuencias del episodio de la tercera temporada La ciencia de matar para bloquear el dispositivo instalado en la protagonista.

Volviendo al episodio que nos toca, y sean todos los episodios de la serie parte del mismo mundo o no, Cabeza de metal sí que es el más alejado de nuestra realidad. Para recalcar ese detalle, David Slade, director del mismo, decidió aplicar un filtro en blanco y negro. Una forma tosca de recalcar algo que es obvio.

Normalmente, Black Mirror está acompañado de tecnologías punteras. Pero en este caso los protagonistas habitan un mundo mugriento, precario y con coches destartalados y naves industriales vacías. Interesante que dure apenas unos 40 minutos, ya que las piezas de la serie se suelen extender en torno a la hora de duración. Diría lo bueno, si breve… pero no es el caso.

El guion de Cabeza de metal no es nada trabajado, sino que se opta por la posibilidad de que unos perros-robots acaben con la raza humana. Parece que Charlie Brooker empieza a quedarse sin ideas tan retorcidas y brillantes como en los comienzos de su obra y tira de simplezas como es este caso.

Sobre los perros-robots, destacar que son capaces de matar de un tiro a la cabeza, conducir, correr, rastrear sangre, coger un cuchillo, abrir puertas, captar la señal de un walkie talkie e infinidad de habilidades que no dieron tiempo a mostrar, pero que tarde o temprano Apple incorporará a los iPhone.

La trama, que no es más que la incansable huida de la protagonista de uno de estos admirables ejemplares perrunos, acaba con un toque melodramático, ya que se nos informa de que lo que buscaba la protagonista era un oso de peluche, suponemos que para hacer más fácil la vida a un niño que no conocemos ni vemos. Tal vez podían haber usado esos veinte minutos que tenían para generar algo de empatía.

Al final acaba siendo una historia simplona, parecida a mil películas de Hollywood en las que los protagonistas son muy buenos y los malos son terriblemente malos, sin sentimientos, desalmados y perversos. Pero los buenos muy buenos. Así, es inevitable preguntarse dónde está el universo de ficción probable.

La utilización de los robots como eje del capítulo -podrían ser drones no tripulados o aspiradoras Roomba- se puede interpretar como una crítica a las técnicas usadas algunos países -Estados Unidos, vamos- en los conflictos bélicos, que pueden acabar con la vida de civiles, ya que los robots no tienen la capacidad de discernir. Esto está muy bien, pero olvidan que mi móvil no aguanta cuatro horas con batería.

 

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s