El arremolinado o cómo Don Pedro Romero burló a la justicia.

Como homenaje al bicentenario de la muerte in extremis de Don Pedro de Romero (1789-1817-1855), desde la Fundación Libres Domingas y Domingos nos pusimos a bucear por Wikipedia en busca de información fiable sobre quién llegó a ser “el shomaw más aclamado de toda Valladolid [1]”. Tras ver que #Error404 era todo lo que esta supuesta enciclopedia virtual podía decirnos sobre de Romero, decidimos inducirnos en grupo una dosis de recuerdos falsos vía ayahuasca de cara a recuperar la figura de este señor para el gran público.

aa
De izquierda a derecha, Conrad Habicht, Maurice Solovine, Albert Einstein y Pedro de Romero

Así, lo único que podemos contar sobre este señor el día de su efeméride en Twitter es una breve anécdota, bastante banal, que escuchó uno de nosotros, allá por 1954 (a punto de morir de Romero de forma concluyente), de boca de su propio hijo. Desde entonces, desde LDyD consideramos nuestro deber salvar de las garras del olvido la vida y obra de este sujeto, y, si es posible, lucrarnos por ello.

Contaba su hijo, de nombre Pablo, como su abuelo, que, en 1817, Don Pedro, su padre, se hallaba a punto de morir de puro retener pedos cuando tuvo que comparecer ante el magistrado de lo penal y dantesco del Real Madrid de la época, a donde había viajado a por gambas, por haber visto un asesinato en la calle del Codo. En su breve pero brillante intervención ante el peluco mayor, de Romero, quien había perdido la mitad tres cuartos de la boca en un accidente ferroviario, da una muestra más de su archiconocida rectitud moral, así como de su profundo conocimiento de la humanidad. Sin más, disfruten de esta pequeña declamación:

[V.O]

-La fiscalía llama como testigo a el señor Pedro Romero. Caballero, ya puede usted hablar.

-Truchas grafías, tenor se-cree-tarro. Estirados damos i cabelleras dele jugado, mí llano Pedo Romeo, ser-vividor su-yo. Compadezco ante[…]ojos sabuesas Mercedes en caridad d.e.p Tesilio ah! estancias del fisgar Ron Franciscano Colon, ¡a él! cuac -agra-dejo La Oporto-unidad dé con-tal Iniesta sal-a mi visón Delos pechos.

De-el acosado no res-cuerdo plásticamente Nadal. Ah! penal Leví tunante aún estante agar-chapado pobre Elm cada-ver De La sobre Angélida Vaterson, a ¿quien? Rec-Ono-Cid, jaque coño-hosco achus! podres desdén laúd-nivel-si-dad. Helm aseo-sino (culo rosco Juno ¿qué es? El-mis-Moe ¿qué? Elm del adosado, senado enfrenta mina), tenia Kun cuclillo den lama-no manchego dep San-grey. ¡Des Repelente!, Kelme Miró halos mojos himen achus!-Té i Salim comiendo 0,0% mirra-rar pacía tras.

Par ella, no pueblo quejir NASA Más pobre Elm aquejado salto condensar puma ver Más peste argento crimen k tango Do-Lord ah! plomo-cabo achus! Fa-Mi-lía-res. 0,0% Más, di-esculpen mi en-revés-hado domo dep ha-¡blah! Kas-té-ya-no. Pene ah! el-lo, es-pero caberme ex-presado corre-recta-mente.

[Traductor Google]

Muchas gracias señor secretario. Estimadas damas y caballeros del jurado, me llamo Pedro Romero, servidor suyo. Comparezco ante los ojos de vuesas mercedes en calidad de testigo a instancias del abogado Don Francisco Colón, al cual agradezco la oportunidad de contar en esta sala mi visión de los hechos.

Del acosado no recuerdo prácticamente nada. A penas le ví durante un instante agazapado sobre el cadáver de la pobre Angelíca Paterson, a quien reconocí ya que conozco a sus padres desde la universidad. El asesino (cuyo rostro reconozco que es el mismo que el del acusado, sentado en frente) tenía un cuchillo en la mano manchado de sangre. De repente, el me miró a los ojos y me asusté y salí corriendo sin mirar hacia atrás.

Por ello, no puedo decir nada más sobre el acusado salvo condenar una vez más este abyecto crimen que tanto dolor ha provocado a sus familiares- Sin más disculpen mi enrevesado modo de hablar castellano. Pese a ello, espero haberme expresado correctamente.

Boletín redactado para la Fundación Libres Domingas y Domingos por Ray “Manteca” Díaz, cronopio actualmente en paro.

[1] Libro pedante y nota toca cojones

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s