Grandes obras que deberías leer: El Extranjero (1942), de Albert Camus

Hoy, mamá ha muerto. O tal vez ayer, no sé. He recibido un telegrama del asilo: “Madre fallecida. Entierro mañana. Sentido pésame”. Nada quiere decir. Tal vez fue ayer.

Con estas palabras Albert Camus (1913-1960) abre su primera y más reconocida novela: El Extranjero. Con esta expresión vacía, Camus nos prepara para lo que nos acontece durante la lectura: desesperación, vacío, absurdo. La historia de un hombre lleno de dudas sobre el significado de las cosas que acontecen en la vida cotidiana pero seguro de que la vida es absurda, y la única certeza que un hombre puede tener es la muerte. En esto nos sumerge Camus, con la mala suerte de que nos es demasiado familiar todo lo que sucede como para quedar indiferentes. La vida de la sociedad burguesa de los años 40 nos recuerda a la vida de la actualidad: levantarse por las mañanas, ir a trabajar y hacer que pase la tarde hasta el día siguiente.

jkijpokp
Albert Camus

La primera novela del que sería nombrado Premio Nobel de Literatura en 1957, fue publicada en 1942 en plena II Guerra Mundial, a pesar de que recientes investigaciones afirman que a la corta edad de 25 años Camus ya tenía la obra completa escrita (1940). Camus, que participó en la resistencia francesa ante la ocupación nazi, comenzó a desarrollar su pensamiento filosófico del absurdo en este período en el que los hombres se estaban enfrentando al mayor horror de toda su historia. Si bien es cierto que Camus siempre se desligó del existencialismo, El Extranjero da apariencia de ser una obra perteneciente a esta corriente filosófica, pero recordemos que es la primera obra del autor, y que este aún no ha desarrollado del todo su pensamiento. Lo hará en una obra también publicada en 1942: El Mito de Sísifo.

La obra de Camus se encuadra en la llamada literatura del absurdo (cuyo máximo exponente, en el teatro, es Esperando a Godot). La lectura requiere de una profunda atención para captar la filosofía implícita en la novela dado que la escritura es muy sencilla y se desarrolla de forma lineal y simple, lo que hace que lectura sea muy fluida y se olvide que la historia esconde un mensaje más allá de lo que le sucede a los personajes. El pensamiento del autor se camufla bajo las descripciones y pensamientos del protagonista, Mersault, el cual nos narra su vida en primera persona. También hemos de decir que esa escritura sencilla y la facilidad de lectura que proporciona la obra favorece la sensación de vacío y desgana ante el absurdo de la vida que el autor quiere transmitir.

La historia de Mersault es una concatenación de situaciones absurdas, unas felices pero la mayor parte de ellas dramáticas, de las que Camus hace uso para, a la vez que desarrolla la filosofía del absurdo, hacer una crítica a los valores de la sociedad burguesa de la época. En diferentes momentos de la novela utiliza situaciones un tanto exageradas pero nunca fuera de lo imaginable para realizar las críticas, siempre muy mordaces. Por ejemplo, critica la forma de vida en la Francia colonial, para lo que desarrolla la historia en Argelia cuando esta era protectorado francés; critica al sistema judicial francés, “En nuestra sociedad, un hombre que no llora en el funeral de su propia madre corre el peligro de ser sentenciado a muerte por la sociedad…”; así como a la religión, muy notable en la conversación que tiene Mersault con el capellán de la cárcel.

La novela nos narra un pequeño periodo de la vida de Mersault, un hombre vacío hasta la desesperación del lector, que comprende desde que su madre fallece hasta que termina preso tras cometer un crimen sin motivos para hacerlo. Como dice un amigo suyo al testificar en el juicio: “Fue cosa del azar”. Mersault es un hombre aparentemente desconectado del mundo de los sentimientos humanos, a pesar de que en el fondo de sí mismo cree que los tiene. El problema de Mersault es que da por sentado que la única certeza en la vida es la muerte, y que todo lo demás no importa. Todo lo que le sucede lo acepta tal cual le venga, pues “como decía mamá: a todo uno se acostumbra”. Las cosas hay que aceptarlas como vengan sin planteárselas.

Mersault es un hombre honesto que no está capacitado para vivir bajo las convenciones de la vida burguesa de su época. Es tan sincero que es estúpido. Esto queda plasmado en la petición de matrimonio que recibe de su novia: Mersault acepta no porque la ame, pues cree que no lo hace, sino porque ella desea que sea así y porque es eso lo que se hace en la sociedad. Él jamás se habría interesado por ello, pero si ella quiere él lo hará. Pero no confundamos indiferencia y una honestidad que ralla lo absurdo con tristeza. Mersault no está triste, simplemente vive. De ahí el título: Mersault es un extranjero dentro de su propio país, dado que no está capacitado para seguir las pautas sociales establecidas.

El periplo del protagonista en la obra es profundamente interesante. Es un hombre que se guía siempre por sus apetencias y por lo que le sucede en cada momento. Por ejemplo, en el entierro de su madre no tenía ganas de llorar, sino de fumar y de estar en un sitio más fresco. En otro pasaje del libro nos explica que se siente tan indiferente para el mundo estando al borde de su ejecución, que por fin encontró la misma indiferencia que él había sentido ante el mundo absurdo en el que vivía. Ya era feliz y podía morir tranquilo. Tanto es así, que al saberse condenado a muerte su último deseo ante la soledad de la cárcel es que asistan muchas personas a su ejecución que le hagan compañía entre gritos de odio. No le asusta morir, esta es una de sus certezas, pero le asusta morir solo. La vida es aburda, pero Mersault sigue siendo un hombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s