Grandes Obras que deberías leer: El Halcón Maltés (1930), de Dashiell Hammet

Dashiell Hammet está considerado uno de los padres de la novela negra, con reconocidas influencias en autores de la categoría de Ernest Hemingway o Raymond Chandler. A pesar de que tiene un enorme repertorio de relatos siempre relacionados con la novela negra y con el crimen, sus más importantes obras son las novelas. En las recomendaciones anuales que les brindamos en conmemoración por el día del libro ya incluimos La Llave de Cristal, otra de sus más importantes creaciones, pero esta vez nos decantamos por su obra principal.

ggggggggggg

 

El Halcón Maltés es una estatuilla de un halcón de incalculable valor lleno de incrustaciones de piedras preciosas que, según narra la leyenda, le regalaron los caballeros Templarios en 1530 al rey de España Felipe V por haberles cedido la isla de Malta. Toda la obra gira en torno a la búsqueda y la lucha por la posesión de la efigie del halcón en la ciudad estadounidense de San Francisco, donde trabaja el detective Sam Spade, protagonista absoluto de la historia.

Sam Spade no deja de ser un detective privado al uso dentro de la novela negra: socarrón, dispuesto a dar un paso más allá siempre que sea necesario con tal de salir beneficiado de ello, hábil, con la habilidad de ir un paso por delante de sus rivales y competidores… Sin embargo, teniendo en cuenta que Hammet es uno de los precursores de la novela negra, nos damos cuenta de que en su obra trató de buscar la forma de ser más adecuada para un detective, dando a Sam Spade el tono justo de socarronería, ironía y dotes de mujeriego. En obras como Cosecha Roja o la Llave de Cristal el personaje es algo más extremo en alguno de estos puntos. Y eso que Sam Spade tiene una magistral habilidad para manejar a las mujeres.

La obra comienza en el despacho del detective, al que llega una atractiva joven pidiéndole ayuda a este con una historia un tanto extraña: su hermana ha desaparecido y cree que sus raptores están en la ciudad y encomienda a Spade y su compañero que le vigilen. Pero todo se complica con el asesinato del compañero del protagonista. Sin saber cómo ni por qué, Spade se encuentra en un atolladero: la mujer de su compañero y este han tenido una aventura, lo que levanta las sospechas de la policía; a la vez que sigue ayudando a la preciosa muchacha que perdió a su hermana sospechando que la historia que le contó era falsa. Y resultó que tenía razón. Otros personajes aparecen y Spade va descubriendo a la vez que los lectores que hay algo más en la historia, el mundo de la delincuencia comienza a salir a la luz y vamos descubriendo los competidores en la búsqueda del Halcón Maltés.

Otro punto interesante de la novela es que Hammet nos tenía acostumbrados a escribir sus obras en primera persona, siempre veíamos las cosas desde la perspectiva del detective protagonista, mientras que aquí el narrador es en tercera persona, lo que amplía la perspectiva de lo que sucede pero sin llegar a ser omnisciente: la información la obtenemos a través de los diálogos de los personajes.

Y es que el desarrollo de la novela lo encontramos sobre todo en los diálogos. Es el auténtico flujo de información y en el que podemos entrever las pistas que nos llevan hasta el desenlace de la obra. Los diálogos siempre van acompañados de precisas descripciones de los gestos y la forma de hablar y expresarse de los personajes que, al contrario de lo que puede parecer, no entorpecen en absoluto el desarrollo de la obra ni le resta un ápice de fluidez a la lectura.

El halcón maltés es una novela de rápida lectura y con una profundidad más allá de lo que aparenta tener una novela negra. Se introduce muy bien en los sentimientos y formas de ser de los personajes, sobre todo del protagonista, el cual está muy bien construido, sin dejar de lado las buenas construcciones de personajes como los detectives encargados de seguir la pista a Spade o Miss O´Shaughnessy, la misteriosa chica con la que comienza la historia del halcón.

Si son aficionados a la novela negra o simplemente gustan de novelas bien construidas, el Halcón Maltés es una de esas obras que han de leerse al menos una vez.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s