Sense 8: Temporada 2

La primera temporada de Sense 8 fue alabada en el presente blog. La catalogamos como serie con un gran potencial y la incluimos entre las mejores series producidas por la plataforma Netflix. Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, hemos de avisar al lector de que la segunda temporada ha supuesto terminar con lo que parecía una buena serie, dando paso a una mezcla entre aburrimiento y momentos de pastel.

descarga

Los personajes principales se han mantenido, no así los actores, dado que el intérprete de Capheus ha sido sustituido. Los senses tienen ahora una mayor unión entre sí y un mayor conocimiento de sus poderes sensoriales; han hecho nuevos amigos de su misma especie; se incide más en la nueva especie de homo que son los protagonistas (homo sensorium); y las tramas personales de los 8 senses toman ciertas complicaciones, las cuales no aportan prácticamente nada más que una ingente cantidad de innecesario relleno.

Este relleno lleva en muchas ocasiones a que se den situaciones sin sentido. Cierto es que la ciencia ficción vive de esto muchas veces, y en la anterior entrada de la serie se advierte de que se requiere fe para tragar con el argumento, pero en la segunda temporada llega a ser demasiado. Si la trama se tornase más alocada o interesante se harían tolerables, pero son demasiados sinsentidos y fallos argumentales como para pasarlos por alto en una serie en la que se echa en falta que la trama avance.

Se podría decir que de la segunda temporada más de la mitad es un innecesario relleno a base de momentos a cámara lenta en los que los actores se hacen carantoñas, arrumacos o actividades erótico festivas; o bien se convierte a los protagonistas momentáneamente en súper héroes al más puro estilo de Batman; o quizá pongan cara de malo y se enfrenten a un ejército de pistoleros esquivando disparos al más puro estilo de Jonh Rambo; o simplemente se dedican a recordar los recuerdos del pasado de un amigo que se han echado por la vía de sus poderes sensoriales. Minutos añadidos a cada capítulo que no aportan nada y dejan con la sensación de que se pierde el tiempo prestando atención.

En cuanto a la trama principal de la serie apenas se resuelve nada, más bien se intrinca el problema: los senses siguen siendo perseguidos por el mismo señor malvado de la primera temporada, pero en realidad no se llega a saber muy bien por qué. Simplemente sabemos que los buenos son muy buenos y los malos muy malos, pero nunca por qué unos son de fiar y otros no. Se da alguna traición y cambio de bando inesperado, llegando a suscitar un interés medio, lo que no hace que mientras se visualiza esta segunda temporada se nos quiten las ganas de avanzar unos minutos el capítulo para ver si pasa algo interesante.

Lo que podía haber sido una serie de culto y que recomendar a cualquiera que guste de las series de ciencia ficción con tientes conspiranoicos y críticas al mundo tal cual lo conocemos se ha convertido en un producto. Un producto con el que llenar unas horas de programación en una plataforma online necesitada de horas de contenido que dar a sus suscriptores.

Como asevera nuestro compañero Luis Díaz sobre la carrera de Ridley Scott (salvando las distancias): se pasa del cine de culto al cine por encargo. Hay que contentar a la clientela ofreciéndola más series y películas. No se ofrece una alta calidad, pero al menos la compañía puede presumir de disponer de nuevo contenido cada cierto tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s