El futuro incierto del PSOE

Las bases del Partido Socialista Obrero Español han elegido a su nuevo secretario general: Pedro Sánchez. Vamos a elaborar una serie de conclusiones respecto al resultado de las primarias:

  • La victoria de Pedro Sánchez y la derrota de Susana Díaz significa la derrota del aparato de un partido que ha demostrado no conocer la voluntad de sus afiliados. La candidata oficialista tenía el apoyo de todos los pesos pesados del partido. Estos han recibido algo más que una derrota: un aviso de que las bases no aceptan que un partido que se llama a sí mismo socialista dé el gobierno a la derecha. 

 

  • Pedro Sánchez ha sacado más del 50% del voto de la militancia, con más de 10 puntos de diferencia sobre Susana Díaz. La victoria es aplastante. Sánchez ha ganado en votos en todas las Comunidades Autónomas salvo Andalucía, y, curioso el dato, en las sedes del partido repartidas por América Latina. Díaz ganó en avales y Sánchez en votos. Indicativo de las presiones del aparato para imponer su voluntad sobre lo que querían los militantes. Esto se refuerza con el dato de que en la federación andaluza, donde Susana Díaz ha ganado en avales y votos, es donde en más ocasiones militantes que la avalaron votaron posteriormente a Sánchez.

 

  • El PSOE se enfrenta a un cambio de paradigma: el establishment ha sido derrotado por los votos de las bases. Esto significa que los barones y dirigentes del partido mandaban sobre una organización que apenas conocían. Mejor dicho, conocían la organización del partido al dedillo, pues la han sabido aprovechar al máximo, pero no así a las bases que la sustentan. Cómo hacer que las bases tomen del poder de un partido acostumbrado a la tutela de una organización fuertemente dominada por poderes territoriales y organizativos es la gran incógnita.

  • El PSOE necesita una renovación interna que case con el resultado de las primarias: la gran mayoría de los líderes internos de la organización son contrarios a Sánchez. O hay renovaciones o bien los actuales poderes organizativos aprenden de su nuevo líder la habilidad de cambiar de discurso. Sánchez ha pasado de ser el candidato del aparato a ser el candidato que va en su contra. Ambas veces ha ganado. ¿Serán capaces algunos líderes territoriales de cambiar su discurso, aunque sea de relajarlo, para que la paz se imponga en el partido? ¿O seguirá la guerra interna a pesar del resultado? Algunos dirigentes dimitirán, o al menos deberían, como el caso del asturiano Javier Fernández, que ha presidido la gestora; pero otros se mantendrán en su silla, por necesidad del partido y orgullo propio, caso del castellano manchego García Page.

 

  • Pedro Sánchez ha demostrado saber manejarse en política. Su carrera no se destaca por tomar las decisiones correctas que le hagan ser mejor, sino de aprovechar los errores ajenos (cuando los hay) para sacar réditos políticos. Ha dado giros ideológicos y discursivos buscando su hueco, y parece que lo ha encontrado volviendo al socialismo más clásico: ser de izquierdas. 

 

  • El candidato que ha sabido moverse en lo que pide la militancia ha ganado. La que los ha olvidado ha perdido. Se presentaba como el caballo ganador y ni si quiera ha ganado en su partido. Patxi López ha sacado su 10%, un resultado aceptable dentro de la polarización que ha habido en la campaña.

 

  • Sánchez no es diputado: ha ganado el poder en el partido pero en el parlamento siguen predominando los susanistas. Lidiar con esto y la disciplina de voto que imponga el nuevo secretario general va a ser un punto complicado para el futuro del PSOE y a observar para ver cómo evoluciona el partido.

 

  • Los grandes medios de comunicación tradicionales y poderes fácticos del país han hecho campaña activa en contra de Pedro y a favor de Susana. No ha servido de nada. Importante muestra del alejamiento de las necesidades y demandas de la sociedad de los principales creadores de opinión. Achacarlo todo al populismo y a las equivocaciones de la ciudadanía haciendo constantes apelaciones a “desastres democráticos” no va a hacer que la sociedad se atemorice. Da más miedo trabajar 50 horas semanales por 800€ (“con suerte”) y apenas llegar a fin de mes viendo como la riqueza de los que más tienen se incrementa, que un cambio en el sistema democrático occidental. Aunque también hay que ver si de verdad Pedro Sánchez quiere un cambio en la política española. Con sus sucesivos cambios de chaqueta ideológica no se puede asegurar nada.

 

  • Podemos y Ciudadanos se ven directamente afectados por este resultado. Ambos se han de poner manos a la obra de cara a futuros pactos, y deberían de comenzar a planear sus estrategias: parece Ciudadanos se siente cómodo apoyando al PP, todo su discurso de renovación y regeneración se viene abajo, pero entra en las esferas de poder. El giro que impuso Albert Rivera en el último congreso del partido llevando a  la formación naranja hacia la derecha liberal sería adecuado para obtener un espacio político propio. El problema es el apoyo a un partido inmerso en casos gravísimos de corrupción y de financiación ilegal sin prácticamente condicionantes, como vemos en el caso de Murcia o del Gobierno Central.

Por su parte, Podemos puede que vuelva a la coyuntura Iglesias Vs Errejón: preparar el futuro del partido de cara a un gran pacto de partidos de izquierdas a la portuguesa (sin perder de vista las reticencias internas del PSOE a hacer esto) o seguir un camino enfrentado al PSOE, centrándose en marcar su carácter izquierdista arrinconándose en el tablero electoral, adquiriendo una base sólida de votantes de cara a futuras elecciones.

Por otro lado, el Partido Popular podría haber visto su estabilidad en el gobierno apuntalada con la victoria de Susana Díaz y las élites del PSOE que se abstuvieron para que gobernase, pero la victoria de Sánchez tampoco les ha de preocupar en exceso siempre y cuando sigan teniendo la fuerza electoral suficiente para logar gobernar con el apoyo de Ciudadanos.

  • Sánchez ha demostrado que es posible tomar el poder de un partido socialdemócrata volviendo a lo que este promete ser: un partido que vela por los intereses de las clases populares. El cambio de paradigma en España está servido. Llega tarde, dado que en ese espacio político ha entrado  Podemos. La socialdemocracia de la tercera vía no triunfa en los partidos socialistas, se necesita de una fuerza abiertamente escorada a la derecha en el tablero político para que triunfe: Francia con el ascenso de Macron a la presidencia y Corbyn en Inglaterra lo demuestran. Ambos siendo fieles a sus principios han tomado, uno el poder del país previa debacle socialista por esta causa, y el otro el poder de su partido. Uno supo ver que con el partido socialista jamás alcanzaría el poder y otro fue elegido por las bases de su partido porque representaba algo parecido a la izquierda tradicional.

 

  • Se habla de la victoria del populismo. Se empeñan en atemorizar con esta forma de hacer política, cuando lo que simplemente ha hecho Sánchez es aprovechar la lejanía de las bases del partido de las élites que lo dirigían. Si escuchar las demandas de los votantes es populismodebe ser que los poderes autoritarios que hacen caso omiso de las sociedades que gobiernan son lo aceptable para determinados creadores de opinión. 

 

  • Las sociedades están dando muestras de que están hartas de que los políticos les digan lo que está bien y lo que no. Las sociedades están virando hacia movimientos que se atrevan a decir lo que piensan, que canalicen sus demandas, necesidades y deseos. Por mucho que estos sean deleznables socialmente como es el caso de determinadas propuestas de Le Pen, por ejemplo. Esto muestra el descuido de la política tradicional y el hartazgo de los votantes con ellos, así como minusvalorar sentimientos y demandas sociales que existen y que han de tratarse.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s