Rogue One: Una historia de Star Wars (2016), de Gareth Edwards

La única virtud atribuible a Rogue One: Una historia de Star Wars es que en un futuro no muy lejano se podrá utilizar como sustitutivo de fuertes somníferos o, con una dosis más elevada, como laxante y purgante de toda índole. Porque la última patraña intergaláctica aúna el sopor y la vergüenza ajena con una maestría encomiable.

Si el regreso a las salas de cine con Star Wars VII: El despertar de la fuerza ya se demostró carente de originalidad o cualquier virtud cinematográfica, la historia protagonizada por Felicity Jones sumerge un poco más en el lodo a la saga. Star Wars corre el riesgo de convertirse en un producto anual abobinable y que el público se percate del escaso valor que tienen la mayor parte de las películas -se salvan los episodios IV y V-. Y las cifras en taquilla no ennoblecen.

Rogue One cuenta la historia de una joven que debe encontrar los planos de la Estrella de la muerte. Empieza a ser preocupante que todo el universo de la saga gire en torno al destructor de planetas. Da la sensación de que los guionistas que pergeñan los libretos conceden importancia a una nave espacial por no devanarse los sesos. Mientras, la audiencia no siente tal atracción gravitacional por un simple artefacto que han destruido docenas de veces. Hasta una panda de ewoks bien organizados la hicieron volar por los aires.

rogue_one_una_historia_de_star_wars-417719579-large

Fuente: Filmaffinity.com

No sería un defecto que se creasen historias sobre Star Wars paralelas a la trama principal, como es el caso, o que ampliasen el universo, ideando nuevas historias que enriquezcan la idea de George Lucas. Pero si están tan mal narradas como es el caso lo mejor es que reposen en un cajón cubriéndose de polvo. Los responsables de ésta película parecen incapaces de contar algo sin explicarlo con palabras, de explicar un sentimiento sin una frase. Sin la habilidad necesaria para crear imágenes icónicas, como sí hicieron las originales.

Hasta la aparición de Darth Vader en la película es ineficaz, carente del magnetismo que posee uno de los villanos más carismáticos de la historia. Si a la escasa capacidad narrativa le sumas una ristra de explosiones que se extienden a lo largo de la película como si se tratase de una semana de fallas en Valencia, el resultado es una historia mediocre. Punto aparte: el robot que pulula por Rogue One, K-2SO, hace que me caiga bien Jar Jar Binks.

Sobre la supuesta oscuridad que posee el film, decir que por mucho que metas un filtro gris de vez en cuando no se gana madurez. Y por mucho que manches los trajes de los buenos o los malos, su profundidad psicológica no se ve afectada. La vacuidad de los personajes seguramente se deba a que si intentas introducir a una veintena de protagonistas, las posibilidades de ahondar en las causas de sus actos van a ser limitadas.

Si que es cierto que el variado plantel que aparece en Rogue One pasaría por un anuncio de Benetton, pero que la protagonista sea una chica no ayuda a romper el techo de cristal ni a empoderar a las mujeres. No deja de ser una componenda. Una bula papal. Creen que si en el cartel de la película la que más espacio ocupa es una mujer ya reivindican hasta el año que viene.

Por otra parte, qué sentido tiene no utilizar los títulos de crédito iniciales o vilipendiar la banda sonora original de John Williams, si luego te dedicas a hacer guiños sobre las películas viejas, como es el caso de la aparición fugaz de R2-D2 y de C-3PO o la recreación digital de Wilhuff Tarkin. En cuanto a la utilización de esas técnicas, se abriría un debate moral sobre si es necesario traer a la vida a actores fallecidos. Pero no creo que la moral sea el punto fuerte de los productores de Hollywood.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s