ERC: diferencia entre nacionalismo e independentismo.

Unos días atrás, Gabriel Rufián, portavoz adjunto de Esquerra Republicana en el Congreso de los Diputados, dio un discurso en la investidura de Mariano Rajoy sobradamente incendiario sobre el abandono de la izquierda del PSOE al haber dado el gobierno al Partido Popular. Este fue muy criticado por parte de la izquierda, pues dicen no entender cómo puede dar un discurso tan izquierdista en la capital cuando en Cataluña gobiernan de la mano de la derecha.

Entender la actividad política de Esquerra Republicana en la actualidad requiere prestar atención a las dos vertientes ideológicas fundamentales que vertebran el partido. En primer lugar hay que ver que, como su nombre indica, es un partido de izquierdas, y en segundo lugar, que es independentista. Y esto es muy importante. Además de resaltar que lo que hacen es pura estrategia electoral.

jj

Gabriel Rufián, portavoz de ERC

Esto es tan importante que, para tratar de entender sus actuaciones en relación a estos dos pilares ideológicos vamos a explicar, de una manera muy sencilla, la situación política catalana, no solo de Esquerra si no del resto de partidos, así como una parte importante de la situación política española con respecto al tema independentista.

Vamos poco a poco.

Esquerra siempre ha sido un partido independentista y de izquierdas, y para entender su postura actual nos hemos de remontar al año 2003. Este año se formó en la Generalitat de Cataluña el famoso Tripartito, formado por el PSC, Esquerra e ICV. Este se formó así dada la condición de partidos de izquierdas que tienen estos tres. Sin ahondar mucho en esto, decir que la formación con más escaños fue la antigua Convergencia y Unió (importante remarcar la coalición de los dos partidos demócrata cristianos). Esta era una coalición de partidos nacionalistas conservadores, y he aquí la diferencia: nacionalismo o independentismo. Ante la falta de entendimiento para formar un gobierno catalanista dadas las diferencias de carácter independentista/nacionalista de ambos partidos, este gobierno no salió adelante.

Es importante remarcar la diferencia entre independentista y nacionalista, pues explica el presente gobierno de Junts Pel Sí y el no gobierno catalanista en la época del Tripartito. Un partido independentista es aquel que aboga abiertamente por la independencia, mientras que uno nacionalista simplemente quiere velar por los intereses de lo que este considere su nación, sin llegar al extremo de la independencia. Un profesor que tuve lo explicaba así de sencillo: el independentista quiere independizarse y ser completamente autónomo, mientras que el nacionalista busca ser completamente autónomo usando el nacionalismo para tirar de la cuerda y obtener ventajas fiscales, estatutarias y financieras del estado. PNV es el paradigma de un partido nacionalista, a lo que cualquier partido nacionalista puede aspirar a ser: el estatuto vasco es el más descentralizado del país, tienen completas competencias sobre su financiación gracias al concierto económico y siguen remarcando su carácter vasco para permitirse influir en el congreso de los diputados.

Esta diferencia nacionalismo/independentismo explica el no-gobierno catalanista en 2003. En cambio, la unión de partidos independentistas que dio como resultado JxSí se ha podido hacer dado que Convergencia y Unió se disolvió, pues Convergencia decidió hacerse independentista justo cuando comenzaron a brotar los casos de corrupción de Pujol y la financiación ilegal del partido con el ya archiconocido 3%. La teoría del que suscribe no es otra que se decidió dar este giro ideológico no porque los convergentes hayan sido independentistas toda la vida (nada más lejos de la realidad, hay multitud de declaraciones de miembros alegando que sería un error) sino porque de esta manera se abría la posibilidad de hacer mucho ruido, tanto que les permitiese tapar el soniquete de la corrupción sustituyéndolo por el de la independencia.

Este pacto, además de que no engañaba a nadie, era abiertamente independentista, habiendo en él una amalgama de partidos y gente independiente (Romeva era de ICV), pero que a grandes rasgos se explica por el cambio en Convergencia y las ganas de gobernar de ERC. Cosa natural, creo, en cualquier fuerza política que aspire a ello. Siguiendo el hilo del poder, una explicación más allá, es el descenso abismal que ha asolado al PSC; la entrada de un nuevo actor, Podemos, del cual su juventud y desconocimiento hacen que no sea un aliado en el que confiar; aparte de que es competidor directo en el plano izquierdista con Esquerra. Si a esto le sumamos el que no suman suficiente para gobernar, vemos que ERC se queda sin opciones de gobierno por este lado.

De momento tenemos que, siendo un partido independentista con ganas de llegar al poder en Cataluña, ha seguido esta senda ideológica y gracias al giro de los convergentes ha logrado llegar al gobierno.

Hasta aquí puede darse por explicada la situación catalana, ¿pero no se rasgan las vestiduras los de Esquerra dando apoyo a los derechosos corruptos?

No lo parece y no creo que lo hagan, dado que no les importa y siguen siendo fieles a sí mismos y a sus votantes. A ERC le importa nada y menos lo que un riojano o un ovetense piensen de él, pues no le pueden votar dado que solo se presentan en Cataluña. Y esto lo explicamos dando la diferencia en las elecciones.

Las elecciones a la Generalitat de Cataluña tienen un componente ideológico radicalmente distinto a del conjunto del país o las municipales y esto se ve aprecia claramente en los resultados que han obtenido los nuevos actores políticos: Podemos y Ciudadanos. Las elecciones a Cataluña se debaten entre independencia o no, sin tomar tanto en cuenta las opciones tradicionales de voto izquierda/derecha a las que estamos acostumbrados. JxSí se llevó la mayoría de escaños en las catalanas, y Podemos sacó malos resultados, dejando la oposición a Ciudadanos. (Independentismo/no independencia).

Sin embargo en las elecciones nacionales el eje que toma más fuerza es el tradicional izquierda/derecha, sumado en Cataluña al derecho decidir, y sin olvidar que se vota para formar un gobierno a escala nacional, lo que hace que los votos a partidos que solo se presentan en su propia circunscripción (ERC y Convergencia) sean menos valorados por el votante medio. En Cataluña, Podemos fue primera fuerza política, Ciudadanos sacó discretos resultados y los convergentes y Esquerra por separado no tienen aspiraciones más allá de obtener grupo parlamentario propio, y, si surge, tirar de la manta en el tema catalán en caso de que se les necesite para formar un gobierno (muy claro esto en los continuos ofrecimientos de Esquerra a un pacto de izquierdas a cambio de un referéndum). Sumando estos factores a que las CUP no se presentan a las elecciones generales podemos explicar el voto mayoritario a la candidatura de Podemos en la circunscripciones catalanas (eje ideológico izquierda/derecha + derecho a decidir).

Si bien hay otros factores de comportamiento electoral diferenciado entre elecciones autonómicas y generales, creo que en el caso de Cataluña-España este es el más decisivo.

¿Esquerra engaña a alguien? No. ERC es un partido de izquierdas e independentista, y según las valoraciones de los votantes ante una convocatoria electoral así se han presentado. En Cataluña son independentistas y se alían con la derecha porque un pilar fundamental de ellos es este. Y en el parlamento nacional se permiten ser tan incendiarios con las izquierdas y tener ese discurso así de marcado porque también está en su ADN. Además, lo que otros grupos de votantes o parlamentarios piensen de ellos les da lo mismo, pues ellos quieren ser votados únicamente por catalanes.

¿Es contradictorio? Yo no lo creo, ellos hacen su política como mejor les parece y defienden sus ideas. Han sabido identificar el distinto significado de las diferentes elecciones a las que se presentan y en cada sitio hacen un trabajo parlamentario diferente en respuesta a los votos y las intenciones que estos tienen según la convocatoria electoral en la que se han efectuado. El error es más bien nuestro, pues los medios de comunicación y los intereses políticos nos han hecho mirar todas las formaciones políticas y las convocatorias electorales como iguales y extrapolables allá donde trabajen. Los votos en elecciones autonómicas en Cataluña no son los mismos que en elecciones generales, pues los ejes ideológicos ante los que se presentan las fuerzas políticas no son los mismos. Y si esto es así, ¿por qué si debería de ser igual el trabajo de los políticos? 

Si bien es cierto que si Convergencia no se hubiera tornado independentista de la noche en la que les “embargaron todas sus sedes principales” a la mañana siguiente, otro gallo cantaría.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s