Stranger Things

De esta exitosa serie de Netflix, como la mayoría últimamente, hay que saber que lo de “stranger things” es una verdad a medias: el argumento de la serie son cosas raras por doquier y cosas que uno no alcanza a imaginar hasta que a medida que vemos la serie nos lo van explicando, pero a la vez que vemos la serie esta da una sensación de haber visto ya en muchas ocasiones todo lo que nos ofrece.

Eso sí, si bien es cierto que esta sensación que da la serie deja un cierto mal sabor de boca porque se echa en falta algo de originalidad al construirla, esto se nos olvida durante la visualización a cuenta del argumento, la temática, la atmósfera de la serie, el misterio que nos ocasiona el desarrollo de la trama o porque nos hemos encariñado con alguno de los personajes o del elenco entero.

descarga

La serie es mejor comenzarla a ver sin saber nada de ella y que la información vaya fluyendo a través de los ocho capítulos que la forman, pues la trama nos va construyendo un mosaico de personajes e historias que se entrelazan dando sentido a lo que nos va a deparar, pues no se deja nada al azar. Si algo no hubiera ocurrido como ocurre, si los personajes fuesen los que son o si no se hubiera desarrollado exactamente donde se desarrolla, nada sería igual.

Si quieres ver la serie no sigas leyendo por lo que pueda pasar.

Stranger things es una mezcla de clichés cinematográficos que hacen que casi cualquiera que se acerque a ella acabe gustándole. Cada persona te puede dar una razón distinta de por qué le ha gustado la serie, pero casi nadie puede decir que no le ha gustado nada de ella. Y es que se compone de cosas para todos los gustos:

Para empezar, y casi lo más importante, es que la serie se desarrolla en los años 80. El momento de la historia de Estados Unidos, la estética y la falta de la tecnología de 2016 marcan la serie. La ropa, los coches, los peinados, parte de la mentalidad estadounidense… Además de ser un claro guiño al cine de ciencia ficción de la época.

Siguiendo la senda de la mentalidad y la forma de ser de las personas, la localización de la serie no se puede obviar: una pequeña ciudad de Indiana, Hawquins, la América profunda en una comunidad en la que nunca pasa nada. Y claro, no están acostumbrados a desapariciones repentinas, monstruos y conspiraciones de la CIA.

Sí, la CIA entra en juego. Esta tiene una base secreta a las afueras del pueblo en el que han tenido un grave problema que es lo que da sentido a la serie. Y esto causa los problemas que vemos a lo largo de ella tratando de taparlo todo como pueden y usando todos los medios de los que disponen.

Conspiraciones de la CIA, ciudad en la que nunca pasa nada de la América profunda y ciencia ficción en los años 80. Cada una de estas cosas nos puede recordar mil películas o series que ya hayamos visto.

En cuanto a los personajes encontramos también cosas ya vistas:

Tenemos a un grupo de niños adorables, los “frikis” del cole, los que les gustan las clases de ciencias, los juegos de rol, los matones se meten con ellos y les roban el bocadillo en el recreo y además, son muy listos. A estos además se les une una niña, Oncealrededor de la cual gira toda la trama. Esta es una niña con superpoderes mentales que ha escapado de la base de la CIA. Casi nada. En esto ya tenemos escenas que nos recuerdan a ET, Los Goonies, Súper 8… Películas de los ochenta.

descarga-1

Por otra parte tenemos al jefe de policía. Este es el típico policía que está pasando por un mal momento a causa de una tragedia familiar que le rompió la vida y el matrimonio, y se ha enganchado al alcohol. Si con esto no fuera suficiente, este decide abandonar la ciudad en la que trabaja, para irse a la pequeña ciudad de Hawquins para no ver más sucesos trágicos. Este está harto de la propia vida y así nos lo hace saber: “Las mañanas son momento del café y la contemplación, café y contemplación…”  Este, en el transcurso de la serie se va implicando cada vez más en el caso hasta llegar al punto en que se lo toma como una venganza personal por lo que le pasó a su hija¿A nadie le suena este personaje? Creo que a unos tales Bruce Willis o Mel Gibson les resulta familiar…

También tenemos la historia de amor entre la niña buena y estudiosa con el chico popular del instituto, ella muy guapa y el otro muy enamorado. Pero cuidado, que el culebrón está servido, pues aparece en escena un chico muy raro que al parecer le hace tilín a la chica guapa. Habrá que esperar a otra temporada para ver por quién se decide…

El malo malísimo que es un científico loco que usa a su propia hija para experimentar, nos muestran los típicos contrastes entre familias acomodadas y perfectas y familias pobres y desestructuradas, los ayudantes de la policía de la ciudad son el prototipo de ayudante inepto, el ex marido vividor que únicamente se preocupa de sus hijos cuando ve el dinero de por medio… Y el personaje heroico: el típico padre que pasa de todo, no se entera de nada, se duerme en los momentos más dramáticos y es capaz de pasarse la noche viendo la tele mientras sus hijos se juegan la vida.

Múltiples elementos son ya conocidos por el público, pero eso, a su vez, es la magia de la serie, pues han sabido mezclarlos dándoles una atmósfera de intriga, misterio y originalidad (aunque parezca una contradicción así lo parece) que hace que esta sea candidata a una de las mejores series de la temporada.

Anuncios

2 comentarios en “Stranger Things

  1. Pingback: Sense 8 |

  2. Pingback: Netflix, Cannes y la liturgia |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s