American Horror Story

American Horror Story es una serie de la Fox creada por Ryan Murphy y Brad Falchuk. Al contrario de lo que el espectador medio y miedoso (como yo) pueda pensar al leer el título de la serie, esta no da miedo a pesar de que el intento se aprecie. Y lo dice uno que no ve películas de terror precisamente porque le dan pánico. Hay momentos que la serie mantiene al espectador en tensión y otros en los que causa sensación de respingo, pero no va mucho más allá. El alto grado de conocimiento de los personajes que se logra en la serie hace que los personajes que han de asustarnos dejen de hacerlo y que nos preocupe más saber de ellos y sus extravagantes historias que de asustarnos, lo cual yo agradecí bastante.

La serie consta de cinco temporadas, y en cada una de ellas la historia es completamente diferente aunque el núcleo principal de actores sea el mismo. Las historias que nos cuentan van desde una casa dominada por espíritus malignos en la primera temporada, un manicomio encantado en la segunda, un aquelarre de brujas de Nueva Orleans en la tercera, un circo de personas deformadas y extrañas (Freak Show) en la cuarta, y un hotel encantado en la quinta. Dicho así, parecen historias sencillas y no muy llenas de contenido, pero nada más lejos de la realidad. Los guionistas se esfuerzan en sacarse giros argumentales de la chistera, casi siempre dentro del más absoluto absurdo, que nos dejarán impresionados por la gran imaginación del guionista al que se le haya ocurrido tamaña idea y en algunos momentos nos harán hasta reír.

De entre los actores principales de la serie cabría destacar a Evan Peters, Sarah Paulson, Kathy Bates, Angela Basset, y Lily Rabe. Hay muchos más, pero estos los podríamos destacar, unos por su polivalencia a la hora de interpretar a personajes muy diferentes en cada trama (caso de Evan Peters o Sarah Paulson) o por interpretar personajes cortados por el mismo patrón dando el sello personal en cada uno de ellos (Angela Basset y Kathy Bates).

En cada una de las cinco temporadas la historia es más delirante si cabe que en la anterior, aunque hay unos patrones que se repiten en todas las tramas y que definen bastante bien a la serie: la protagonista absoluta es una mujer que todo lo domina, aparentemente fuerte pero profundamente atormentada, con una gran capacidad para hacer al espectador odiarla tanto como cogerla cierto cariño; siempre hay culebrones amorosos al más puro estilo de una telenovela veraniega en horario de siesta; los que al principio parecen los buenos nunca lo son tanto; han de aparecer tantas escenas sangrientas y de muertes como en un capítulo de Juego de Tronos (si bien aquí se llevan un par de pasos más hacia adelante por el hecho de que algo de mal rollo ha de dar); las drogas duras se exponen como una excelente vía de escape de la realidad; y los personajes que fuman no pueden estar un segundo en pantalla sin sujetar un cigarro bien con su boca o bien con las manos.

En cuanto a lo de la mujer como protagonista absoluta, en las cuatro primeras temporadas esta es magistralmente interpretada por Jessica Lange, la cual se come la pantalla cada vez que aparece y le debe haber costado una fortuna en tabaco a la productora norteamericana, mientras que en la quinta y última temporada, cuya emisión terminó en enero de este mismo año, la protagonista es Lady Gaga. Esta, mucho más joven que Lange, realiza el mismo papel que la otra, pero le da una explosividad sexual espectacular.

American Horror Story no será una serie que esté entre las mejores de la Historia, eso ni de lejos, pero dio unos buenos datos de audiencia a su cadena y es un buen pasatiempo. Además, como cada temporada es una historia diferente pueden elegir cual ver y dejar de verla en el momento en que se aburran sin miedo a perder el hilo en la siguiente temporada. Si quieren ver historias extravagantes, giros argumentales más extravagantes aún y personajes extraños bien interpretados dentro de un pasatiempo sin más, esta es su serie. Si quieren una calidad insuperable, sentirse dentro de una buena serie, personajes que se asemejen a la realidad y prácticamente los consideres de tu familia por un tiempo, mejor vuelvan a ver Los Soprano o The Wire.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s