España, acelera, que viene la tercera (convocatoria de elecciones)

A lo largo de nuestras vidas estamos esperando que lleguen fechas concretas que marcamos en el calendario. El día en el que te vas de vacaciones, un aniversario, nuestro primer tacto rectal, una convocatoria de elecciones…

Se piensa que después de ese día se acabarán los padecimientos que se agolpan en nuestra cabeza. Pero normalmente cuando te hacen un tacto rectal al día siguiente no puedes sentarte. Y cuando hay elecciones en España no hay Gobierno.

Después del 26J no hay aritmética que valga. El PP ha ganado como gana el Madrid: la inercia de los campeones. Y la gente apoya al PP por lo mismo que apoyan al Madrid: para festejar en las calles las victorias en las cálidas noches del estío. También demuestra que o da vergüenza decir que votas al PP o que el margen de error de las encuestas es lo único creíble de las mismas.

Podemos parece que ha tocado su techo —al igual que Ciudadanos— y ha enseñado a todos los partidos que si se juntan dos partidos no suman lo mismo. Los vaivenes discursivos han significado la desaparición de más de un millón de votos. De la transversalidad a la izquierda socialdemócrata en seis meses. Para la próxima estaría bien que probarán con el neoliberalismo —siempre amable— que siempre gana.

Ahora toca que en vez de dar besos y abrazos empiecen a hacer política. Algo que su continua lucha por la hegemonía y la gestación de un nuevo lenguaje —patolengua para Twitter— no ha permitido que se esfuercen demasiado. En el momento en el que empiecen a hacer política a lo mejor los votantes dejan de tener miedo a los nuevos partidos.

Y Sánchez consigue un pírrico segundo puesto, que celebraron como una victoria. Pero Susana Díaz ha perdido Andalucía, por lo que los socialistas no pueden ventilárselo el día después de las elecciones. Como cuando toda la clase suspendía pero tú sacas la mejor nota. Hay que reconocer mérito a Sánchez, desde que llegó siempre ha estado a punto de ser destituido.

Ahora tocará que pacten. Que el PP  pacte con Ciudadanos, siempre disponible, y un PSOE, que ya deja intuir que podrá abstenerse, parecen la única combinación para evitar otras elecciones. Por si acaso empezaré a fantasear con la importancia de mi voto y el día después de las elecciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s