Venezuela, provincia de España

Con todos mis respetos a nuestros lectores venezolanos, que alguno hay, me he decidido a escribir no sobre su país, sino de lo harto que estoy de él. No de Venezuela como tal, sino de la transformación que hemos sufrido los españoles de nuestro mapa político y prácticamente del territorial al convertir algunos medios de comunicación y formaciones políticas vuestro querido país en una provincia nuestra.

800px-Madurocarabobo11372107284111

No sabemos aún si sois murcianos, castellano-manchegos, catalanes o de un pueblico de Huelva, pero sí sabemos que vuestras turbulencias políticas importan más en España que la financiación ilegal del partido del gobierno y el millón doscientos mil euros al que le ha condenado un juez de fianza por este caso, el meteórico ascenso de la extrema derecha en toda Europa, los alarmantes datos de pobreza que se están dando en España, las próximas elecciones generales en nuestro país, el caso diario de corrupción que destapa la prensa, el excesivo déficit que está causando el gobierno en funciones y hasta la final de la Champions.

Todo esto queda en un segundo plano incluso ante la noticia de que allá se va a dejar de producir Coca-Cola, y no digamos después de la  visita que ha realizado Albert Rivera a tierras venezolanas para dar su apoyo in situ a los opositores al chavismo, exigir un referéndum revocatorio que permita echar del poder al gobierno de Maduro, emocionarse con las penurias económicas que sufren los venezolanos y a criticar la, según dice él, dictadura de Maduro. Exactamente lo mismo que ha defendido en España. (Por si no queda claro: es ironía.)

Y es que, queridos lectores venezolanos, su país es noticia de portada día sí y día también en los noticiarios y periódicos de tirada nacional, intuyo que para hacer política de una forma sucia y rastrera: usando el sufrimiento de un pueblo que está a miles de kilómetros para ganar votos y manchar a otras organizaciones políticas. El debate en España ya no es sobre si hay que hacer más colegios o escuelas o sobre buscar la manera de hacer bajar el desempleo, si no sobre si estás a favor o en contra de Maduro.

El debate político ha viajado a Venezuela. Más bien se hace sobre Venezuela. No interesa el 20% de paro que hay en España, el debate de la independencia de Cataluña que tanto peligro nos decían que tenía hace escasamente mes y medio o que uno de cada cinco ciudadanos españoles estén en riesgo de pobreza. Ni tan siquiera que una hermana del rey de España e hija del rey emérito esté envuelta junto a su marido en asuntos de fraude fiscal o que en Europa estemos pasando la crisis de refugiados más fuerte desde la sufrida en la Segunda Guerra Mundial. Se está usando Venezuela como una cortina de humo que tape todo lo que aquí sucede en plena campaña electoral.

Ya sé que esto no es políticamente correcto, me pueden insultar en los comentarios de ahí abajo por ser insolidario, un imbécil y un cretino que no le importan en absoluto los problemas del mundo. Pero estoy harto. Harto de no dejar de oír “Venezuela” en la radio. Harto de abrir Twitter y que siempre una de las cinco principales tendencias esté relacionada con Venezuela. Venezuela en la tele, Venezuela en los periódicos y hasta las revistas del corazón están planteándose comenzar a informar de la farándula venezolana. Y lo peor de todo es que aún nos queda un mes de campaña electoral en el cual el bombardeo de noticias venezolanas será imparable a la par que brutal.

Para que vean un ejemplo: Alemania es el país más importante en nuestro entorno por ser el país más grande y poderoso de Europa. ¿Saben el nombre de dos líderes de partidos políticos que no sean Ángela Merkel? Debería de serles relativamente fácil, dado que allí hay tres partidos que destacan por encima del resto y ocupan prácticamente toda la representación parlamentaria. Y ahora permítanme adivinar: ¿los nombres de Capriles, Leopoldo López o Henrique Salas, como mínimo, les suenan?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s