Diálogo de Pactos

Salía de la reunión semanal del Consejo de mi partido, UPyD, y me dirigí al bar de Julián, al lado de mi casa, a tomarme un reconfortante pincho de auténtica tortilla de Patata casera rociando cada bocado con una clarita de cerveza. En esto que me hallaba yo gozando de mi placer semanal, cuando interrumpieron mi deleite unos clientes que jamás había visto por allí. Eran dos tipos, uno bien arregladito con unos pantalones chinos y una chaqueta de traje con coderas, mientras que el otro vestía normal con unos vaqueros y un jersey verde, bastante hortera todo hay que decirlo. La conversación iba de pactos políticos y, envidioso de mí y de que mi partido no tuviese la oportunidad de hacerlos, pegué la oreja:

-¡Psoe ha logrado un pacto con Ciudadanos!

-Es un pacto un tanto extraño, ¿no crees?

-¿Y eso por qué?

-Pues porque entre los dos partidos no tienen la fuerza suficiente para formar un gobierno.

-¡Claro que sí! Lo único necesario es que Pablo Iglesias demuestre que quiere una regeneración y se abstenga.

-Usted sabe que Pablo jamás hará tal cosa.

-Entonces será cómplice de la corrupción del PP y será el único causante de la repetición de elecciones que se nos avecina.

-Hay una mayoría de votantes que están en contra de ese pacto. Psoe y Ciudadanos sólo suman 131 escaños y lo necesario son 176 en primera votación. En la segunda es necesaria una mayoría simple, pero lo normal es que tampoco suceda…

-Eso ya no es problema ni de Ciudadanos ni del Psoe. Nosotros tenemos un pacto y Podemos debería de aceptarlo con su abstención.

-¿Y el PP no podría abstenerse?

-Con ellos ya hemos dicho que no queremos nada desde el Psoe. Aunque el Riverita no paraba de insistir en que era lo más adecuado.

-¿Entonces han hecho un pacto de legislatura con cosas como una reforma de la Constitución que necesita de apoyos tanto de Podemos en el Parlamento como del PP en el Senado, para que sean aprobadas sin tener los apoyos de ninguna de estas dos formaciones?

-Nosotros no sabemos nada de eso aún. Lo importante es anunciar que el pacto está hecho y presionar así a Podemos o al PP para que se abstengan, y como no tienen intención de hacerlo, solo nos quedará llamar corruptos a unos y radicales a los otros.

-¿Me estás diciendo que es un mero teatrillo? A ver si les van a acusar de ser titiriteros…

-No es teatro. Mire usted, cuando presentemos la investidura de Pedro, en primera votación perderemos pues se exige una mayoría de 176 escaños que no tenemos, pero en la segunda votación solo es necesaria mayoría simple. Imagínese usted que el día de la segunda votación una mayoría de escaños del PP están, o bien declarando en comisaría o ante un juez (cosa probable), o enfermos en casa porque en una junta el café que les han servido les ha sentado mal. No acudirían al Parlamento y con los votos ya obtenidos sacamos adelante la investidura.

-¿Y eso no podría pasar con los de Podemos? Que no asistan por causas justificadas, quiero decir.

-Pues no señor mío. En este caso solo nos valdría con la retirada de los parlamentarios del PP, que son los que pueden hacer que la mayoría simple baje lo suficiente por ser la fuerza con más escaños.

-Entiendo…

Esto resume perfectamente el estado de la política actual en el país. Se hacen pactos que necesitan de un café repleto de laxante y enfermar a más de cien parlamentarios para llevarlos a cabo. ¿Es que la gente no se da cuenta que desde UPyD jamás permitiríamos que sucediese tal cosa?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s