Clásicos de la literatura: La Colmena (1950), de Camilo José Cela

Camilo José Cela es seguramente el último gran escritor español. Al menos así lo aseguran premios y, en especial, sus obras. Una obra extensa, en la que se volcó a lo largo de su dilatada carrera. La colmena forma parte de la trilogía de obras más conocidas y reputadas que firmó, un espacio que comparte junto a La familia de Pascual Duarte y Viaje a la Alcarria. En su obra siempre aparecerán detalles de Dostoievski, Balzac, Dickens, Baroja, Ortega o Valle-Inclán, que fueron los autores que guiaron  su forma de entender la novela. Todos ellos, mezclados con su estrambótica personalidad, fueron el germen de su magnífica obra.

Publicada en 1951 en Buenos aires -con algún estracto censurado por el peronismo-, posee  contenido que era impensable que viese la luz en España y no fue hasta 1955 cuando finalmente salió a la venta. Sí que es cierto que una época tan gris y opresiva era difícil creer que la obra del escritor gallego pudiese ser publicada -aunque desempeñases un cargo de censor del Régimen, como Cela-, ya que no solo contiene escenas de contenido sexual, sino que muestra una visión descarnada de la realidad: adulterio, pobreza, violencia…

La novela es conocida por la infinidad de personajes que aparecen en ella. Ciento sesenta personajes en total, dice Cela en una de sus clásicas notas al inicio de las obras. Pero según los censos aparecen un total de 296 personajes ficticios y 50 personajes históricos, como Alejandro Lerroux, Niceto Alcalá-Zamora o Juan Ramón Jiménez. No quiere decir que estos personajes aparezcan en la novela, sino que son utilizados para contextualizar.

En esta obra se muestra la miseria de lo cotidiano, las penas del día a día. Es el mejor retrato del Madrid de posguerra, una fotografía de la realidad que abarca dos días. Se desarrolla en seis capítulos desordenados cronológicamente, pero que se van enredando entre sí, al igual que las vidas de sus personajes, en ese enjambre que es el Madrid en 1942, hasta generar una imagen nítida de la realidad. Es casi un documento histórico que muestra el estado de ese Madrid de perdedores tras la Guerra Civil.

Desde los pobres que no tienen para comer hasta los burgueses adulteros que se entretienen atormentando a los desgraciados. Una obra en la que las protitutas son las más honradas, porque son las únicas que actúan por compasión, y no se dejan guiar por sus vicios, y que si venden su cuerpo es para comprar medicinas a su novio enfermo. Esa maraña de personajes es el protagonista de La Colmena, con ese recurso Cela buscaba que el protagonista fuese ese Madrid sórdido y hundido tras la Guerra Civil. La existencia de centenares de personajes la vuelve una novela sensorial, trasmitiendo el ambiente madrileño a la perfección.

Mediante la prosa ágil, característica de su obra, refleja el habla popular. Cela consigue bosquejar a los personajes que ocupan su obra y evita realizar largas descripciones. Porque la descripción por parte del narrador queda relegada a un segundo plano, solo destinada a una primera presentación. En La Colmena hay diálogo, mucho diálogo, como le gustaría al Unamuno más nivolesco. Mediante el diálogo, ya sea interior o exterior, los personajes nos explican sus filias y sus fobias.

La Colmena es una visión visceral de la vida, tan visceral como la obra de Cela, que narró la crueldad del mundo y la supo conjugar a la perfección con la sensibilidad más enternecedora. El escritor gallego fue capaz de emocionar escribiendo con las tripas, porque en esta crueldad que muestra existe un espacio para la sensibilidad y la redención.  Sus personajes, partiendo de ese determinismo al que están abocados, de esa incapacidad de huir de su destino, acaban siendo arrastrados por la colmena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s