El renacido (2015), Alejandro González Iñárritu

El renacido me ha dejado como el paisaje que muestra, frío. La última película de Alejandro González Iñárritu cuenta la historia real de un trampero que es atacado por un oso y queda al borde de la muerte. El título de la película cumple su propósito de spoilear a la audiencia y nos muestra como Hugh Glass, interpretado por DiCaprio, se recompone para lograr uno de los propósitos más bellos que existen: la venganza.

A pesar de las expectativas existentes resulta una película hueca. No se consigue empatizar con el protagonista, cuyo arco se basa en ir cada vez más demacrado arrastrándose por el suelo echando espumarajos por la boca. No da tiempo siquiera a presentar a los personajes cuando DiCaprio ya está siendo devorado por un oso. Si se intenta basar una película de casi tres horas en las desventuras de un pobre diablo que menos que lograr que nos importe. Iñarritu se esfuerza más en la forma que en el fondo. Una historia como esta, bastante sencilla, para lograr emocionar debe ofrecer algo más, no quedarse en la espectacularidad técnica.

El_renacido_The_Revenant-492340181-large

Fuente: Filmaffinity.com

Sobre el cansino debate en torno a Leonardo DiCaprio, seguramente El renacido le granjee el Óscar y unos cuantos trofeos a la mejor interpretación. Es una batalla constante por demostrar lo duro que ha sido rodar esta película, y siendo una obra plana, si no contase con su interpretación sería netamente inferior. Dicho esto, me quedo con el papel que desempeña Tom Hardy, al menos entiendo los porqués de sus actos.

Si argumentalmente no llega a ser del todo brillante, técnicamente El renacido significará el tercer Óscar consecutivo para Emmanuel Lubezki, que ya los ganó en 2014 por Gravity y en 2015 por su anterior trabajo con Iñárritu, Birdman. Esta anunciada victoria supondrá un hito que no ha logrado ningún director de fotografía hasta el momento. La grabación de exteriores mostrando la América inexplorada junto a la iluminación natural captan un entorno crudo y bello. Destaca la utilización de planos de larga duración, sin llegar a los extremos de Birdman, pero siendo también una coreografía constante. El arduo trabajo que conllevó el rodaje sí que mereció la pena.

Pero al final se queda en eso, unos paisajes arrolladores, un trabajo de producción y una fotografía maximalista; pero ya está. El renacido acaba siendo una película vacua, que no emociona al espectador. Es un producto oscarizable, destinado a confirmar la preponderancia mejicana en Hollywood. Da la sensación de que hay el talento suficiente detrás y delante de las cámaras como para poder realizar algo que si merezca llevarse todos los elogios, y aun así se augura que sin ser una obra notable quedará como la mejor del película del año.

Anuncios

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s