España entera se va de borrachera.

Nótese que he elegido palabras relacionadas con la fiesta para hablar de los actos democráticos con vistas a que, en caso de que un buen hombre o mujer de uno de los medios de comunicación mayoritario me lea, vea que sigo su línea de opinión a pies juntillas y quizá me apunte en su lista de gente a la que contratar. O a la de gente que no contratará jamás.

Nos hemos hartado a escuchar estos días de elecciones que la democracia es una fiesta, que cuánta suerte tenemos de poder ejercer nuestro derecho al voto, que somos muy afortunados por ser demócratas y no sé cuántas cosas por el estilo más. Para comenzar, una fiesta es algo un poco más jovial que meter una papeleta en una urna. En una fiesta hay comida y bebida y música y gente con la que hablar y, sobre todo, las personas que acuden a la fiesta no llevan colgado del cuello el símbolo del partido político al que apoyan. Se supone que en las fiestas no se debe de hablar de política ¿no? Y para terminar, ¿a alguien se le ocurriría cuestionar el derecho a la propiedad? ¿O el derecho a vivir? ¿el derecho a ser español? A nadie se le ocurre hacer frases del tipo: “hemos acudido a la fiesta de la compra del coche” o “la fiesta de la compra de la casa de la familia Gómez ha finalizado al firmar su hipoteca a 35 años”. Bien es cierto que la democracia es algo maravilloso que ha costado muchos años conseguir, pero después de 40 años que llevamos en ella creo que deberíamos abandonar el mantra de que somos muy afortunados por el hecho de tener una democracia y pensar en profundizarla más y hacerla mejor, en lugar de estar continuamente hablando de la democracia como algo con lo que hay que tener mucho cuidado pues mañana puede acabarse. Si de verdad somos un país democrático, ese miedo debería desterrarse y deberíamos considerar a la democracia como algo seguro que estamos todos dispuestos a defender y ejercer como buenos ciudadanos.

Dicho esto, el pasado 20 de diciembre fuimos a las urnas a celebrar un cotillón ejerciendo nuestro deber y derecho de votar. Cosa curiosa, por cierto, que votando se nos permite a los ciudadanos botar a aquel partido político que no nos gusta. Salimos todos a votar, con una participación muy alta y vaya que si botamos. Botamos al bipartidismo reduciéndolo al 50% del total de sufragios, cosa impensable hace un año escaso. Formamos un parlamento que más que un parlamento parece un País. (Sí, un país con mayúscula).  Formamos un parlamento en el que tienen voz múltiples fuerzas políticas. Botamos a 63 diputados del Partido Popular y a 20 del PSOE, regalándoselos a las dos nuevas fuerzas,  Podemos y Ciudadanos. Esto no nos da un cambio completo, pero da un mensaje de cambio increíble. Por fin lo hemos hecho españoles, ¡¡por fin hemos dado una señal de que es posible cambiar las cosas en el país a través de la democracia!! Aquí sí que se da la fiesta de verdad: todos los seguidores de Podemos y de Ciudadanos de fiestón por ahí, celebrando los resultados, y ,que nadie nos intente engañar, dos partidos políticos con tan poco recorrido, sobre todo en el caso de Podemos, que hayan obtenido esos resultados es algo impresionante. Otra cosa es lo que ellos pretendían o lo que esperaban, pero es innegable que los resultados son buenos.

Como curiosidad, Podemos es un partido que apenas tiene un año y medio de vida y que, con la suma de las confluencias, ha dado una suma de 69 escaños. ¿Tendrá algo que ver con la campaña que han hecho apelando a las sonrisas y a la felicidad?

Parlamento ingobernable, inestabilidad, terror, caídas de la bolsa, repetición de elecciones… Esto es lo que escuchamos una y otra vez en boca de famosos periodistas convertidos en expertos políticos por obra y gracia de que son los que llevan la agenda política, cada uno diciendo lo que bien le parece sin tener ningún rigor politológico más que su propio pensamiento e ideología. Ni mucho menos estoy en contra de ello, me encanta oírles, a veces aciertan y dicen cosas muy razonables y otras me río mucho. Es cuanto menos curioso. Tenemos en el país un montón de gente preparadísima y experta en temas políticos que no son periodistas si no politólogos o sociólogos por ejemplo. Todos los analistas políticos son los mismos siempre en todas las cadenas de televisión, radio y prensa: periodistas expertos en periodismo, por supuesto, pero ¿son los mejores analizando la política?

¿Un parlamento que requiere de sudor y lágrimas para formar un gobierno, que implica que se lleguen a acuerdos multipartidistas,  que lleva a una mayor representación de la ciudadanía, es algo negativo? No lo creo. Si tenemos una democracia es para vernos todos los ciudadanos representados al máximo en nuestras instituciones, no para tener que elegir entre pocas opciones que no nos convencen o nos convencen poco. Es genial escuchar a supuestos demócratas renegar de la enorme representatividad y pluralidad de un parlamento. Si usted quiere formar gobiernos fáciles podemos volver a una dictadura, así nos ahorramos directamente las molestias de ir de rave una vez cada cuatro años al sitio de voto que nos pertenezca. El problema de la estabilidad es solucionable con presión ciudadana para que los partidos lleguen a un acuerdo. Y en caso de que no lleguen el problema no es mayor, se vuelve a votar y listo. Si total los presupuestos de este año ya han sido aprobados por el gobierno saliente del PP, poca cosa van a cambiar en este año 2016 al manos en lo que respecta a temas presupuestarios.

El problema de las caídas de la bolsa es así desde el año 93 en nuestro país. El día siguiente de las elecciones siempre caen las bolsas, por mucho que nos vendan que es así por la inestabilidad del Parlamento. Como dato, cuando ganó Rajoy en 2011 y Aznar en 1993 cayeron de forma similar a la registrada tras la verbena electoral de este año. Y no es que sean dos personas que destaquen por tener posiciones alejadas del IBEX.

Seré así de yo mismo, pero la democracia es algo maravilloso, sobre todo cuando se convierte en una mezcla de fiestas de muchos colores y formas. Me gustan las fiestas y, si es con mis amigos y con mucha gente diferente, me parecen mejores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s