Partido quebrado.

Comienza el partido.

Jimmy Neutrón, insigne colegiado del encuentro que nos atañe, trata de mostrarse positivo, aunque las circunstancias no puedan considerarse, ni mucho menos, alentadoras. Atrás queda la primera hora del partido, abandonada a la peor de las suertes. Los veinticinco minutos siguientes se disputa la metafísica de los Monty Payton: y es que ninguno de los jugadores parece ser capaz de dar una patada al esférico, que se ha quedado inmóvil nada más rodar en el pase inicial, como toda la historia de la filosofía desde Arquímedes hasta El Rubius. En este lance se encontraba estancado el partido cuando a Neutrón no le quedó otro remedio que pitar juego peligroso, ya que algunos jugadores habían sacado a relucir sus hierros y jugaban a ser Guillermo Tell con sus adversarios.

A punto de llover el minuto 90.

La situación empieza a condensarse como irresoluble, ya de por sí absurda desde el más tierno raijo. Por ello, el árbitro, llevándose a la boca un silbato rechupeteado, pues era de la Federación, sega el silencio con la triada definitiva. El partido acaba. Nadie se llevará a casa los tres puntos salvo el número 23 de los locales, que se ha comido una cámara con la frente en el intento de enfocar el asunto desde otra perspectiva.

Interludio para el aseo.

Jimmy no sabe si pitar clásica, gol de oro o levantar el dedo y anular definitivamente el encuentro y mandar a todo el mundo a tomar por culo. Los ánimos se caldean en el Calderón, ladra Pedro “El Entertaiment” Panero por el transitorio. La hinchada, hinchada de ira, chilla ahora como una banshee mientras los cuerpos de seguridad escudriñan por todos los recovecos del estadio por si acaso este misterio resulta ser obra del insurgente grupo terrorista Medusa. Pero toda búsqueda resulta vana, pues no solo no encuentran por los alrededores a ninguno de sus miembros, sino que, inclusive, desde los altavoces se les informa de que ese grupo ha dejado de existir hace tres mil años, época, por otra parte, durante la que tampoco existió realmente. El palco y la seguridad encaran el precipicio, sin otra salida que la de evadirse y dejar atrás el caos mediático que viene a continuación.

Minuto 1 de la serie que va a continuación en la Fox.

-En episodios anteriores -dice Tim.

-¡O, no! ¡Demonios! ¡El malvado flash-back viene hacia aquí!

-¡Huyamos hacia un desenlace feliz!

Entonces, una gigantesca po…

Fallos Técnicos.

PERDIDA DE SEÑ—Al Gore.

No se preocupen escrutadores, aquí estamos de nuevo. Helicópteros de juguete, prestados muy amablemente por la Compañía, nos acercan al estadio, aunque debemos informales que ha muerto todo el elenco de una serie de televisión, al parecer por tráfico de cuotas de pantalla. Justo debajo de los rotativos, tan cerca que no era ese balón si no este, aquí, quietecito, pegado a la cal como por mediación de algún atávico conjuro, el esférico atrae miradas de todos los ángulos, generador de un pulso visual por la posesión. Sin embargo, ninguno consigue llevarlo a su terreno, moverlo siquiera un ápice, un átomo, un quark.

Otra frase que indique que continua la historia y que esto no es un mal titulo si no un puding de pasas de la tía Germise.

El aficionado número 76.366, tan robot como fan, se saca un moco con cable. Héroes, en pos de hallar la redentora solución, se chutan alguna que otra sustancia para coger más fuerza y poder golpear a esa consentida, pero o bien no conseguían ni acercarse, como constreñidos por alguna especie de campo fútbol-gravitatorio, o si lo lograban el contacto de la bota con el esférico hacía saltar vísceras e irreconocibles. El cámara que tengo al lado está completamente dormido, igual que el piloto… seguramente sea la cicuta que les he puesto en el capuchino. De lo único de lo que me arrepiento, antes de estrellarme, es que haya tenido que matar también al asiático.

22/1 FIN DE LA TRANSMISIÓN

32/1 TEVEO compra el partido.

El desencadenante

De repente, tras pasar nueve días y una singularidad congelado, a un panoli se le ocurre, al ver el partido esta más estancado que el San Juan, correr a por el esférico, pero en el último nano-instante se achanta, contento con lucirse haciendo una gravesiña que arranca el olé del pecho de los espectadores y el inicio de uno de los vídeos más virales de Tuenti.

De lo que ocurrió a continuación en el VIPS del VIP.

El susodicho escoces, ilustre calvo de antaños lares, se frota los ojos en la comodidad de su palco. ¿Será que esos bellacos osan imitarle o será el escocés, que se dejaba plácidamente agitar en su mano? El caso es que, fuese lo que fuese, no se podía tolerar, por lo que estampó el vaso en el suelo y saltó al campo a talar.

Persecución.

Los jugadores, despavoridos, corren hacia los vestuarios empujándose unos a otros, intercambiando insultos, correos electrónicos y camisetas. Gravesen, absolutamente solo en el medio del campo, mira hosco a la pelota, que se mueve ipso facto como asustada de que la fuese a pegar si no le dejaba que la pegase. Rebotando entre sus burdas pierdas, se deja conducir mansamente hasta la frontal del área, donde obliga a nuestro un poco olvidado Jimmy Neutrón a pitar penalty, pues la falta, que en el Bar todos denostaron de inexistente, pasaba de la raya.

El mutante.

La polémica está servida. Los periodistas lanzan señales con el humo que expenden sus ordenadores recletecleados, mientras los sobres comienzan a rebosar la bandeja de un bigote que solo quiere fotos de Spiderman. Solo ante el mantel del peligro, nuestro escocés recuerda que no lo es, que no es si no danés a mucho inri porque así lo dice Wikipedia. Ahora, como no puede ser de otra manera, muta a delantero centro con nariz grande y anillo oro.

Es del enlace final…

Escasos metros le separan de la pelota, el 7 levanta la pierna y, sonriendo a la grada, celebra que no todos los penales tienen que tener sentido o Final.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s